Criterios
EN POCAS PALABRAS EMILIO RACIONERO MENASALVAS

Norma


8/feb/02 20:52 PM
Edición impresa

¡TRANQUILOS! NO VOY a hacer una crítica a la ópera de Vincenzo Bellini. Aunque respecto de lo que me voy a referir bien pudiera escribirse un libreto al que poniéndole música diese como resultado uan zarzuela; o simplemente dejarlo en sainete, en tanto que "pieza dramática jocosa en un acto, de carácter popular, que se representaba como intermedio en una función o al final".

El pasado 30 de enero, organizado por la Fundación Pedro García Cabrera, tenía lugar un debate en la sala de conferencias de CajaCanarias, respecto de la ampliación de la TF5 desde Los Realejos a Icod. La Fundación está permanentemente atenta a los conflictos de actualidad y los lleva a debate público. En la presente ocasión participaban como ponentes: Don Wladimiro Rodríguez Brito (por el Cabildo), Don Gregorio Guadalupe (por la Consejería de Obras Públicas del Gobierno), Don Santiago Pérez (por el PSC - PSOE) y Don Jesús Sánchez (por la coordinadora del NO a dicho tramo de autopista).

El debate, en cuanto a la exposición de los ponentes, se desarrolló en clave de confrontación política pero no exenta de argumentos en distintos sentidos. Creo que la mesura estuvo siempre, entonces y en el coloquio posterior, por parte de Don Gregorio Guadalupe. Don Santiago Pérez puso documentalmente de manifiesto las contradicciones de CC y tratando, por tanto, de dejar en mal lugar a Don Wladimiro. Éste, poniendo toda su vehemencia en la falta de movilización social seria para defender la agricultura y el paisaje canario con argumentos y compromiso. Don Jesús Sánchez, alegando la cuasi nocturnidad con que el Gobierno sacó en el BOC a información pública y sin la publicidad que se da a otros asuntos, como para que pasase inadvertida a la ciudadanía, y también las desde su punto de vista inadecuadas justificaciones para llevar a cabo dicha obra. Hasta aquí la función.

El sainete. En fase de coloquio intervino la portavoz del PSC - PSOE en el Cabildo, Doña Gloria Gutiérrez, pretendiendo trasladar al foro en que estábamos las disquisiciones producidas en el Pleno del Cabildo del día 25 y "mantear" a Don Wladimiro como si de un pelele se tratase. Don Jesús Sánchez, en la misma línea, expresó su disgusto porque el presidente del Cabildo había "reprendido muy feamente" a Doña Gloria en dicha sesión plenaria.

En tal ocasión, en el punto 58 del Orden del Día, se trataba una moción de CC en relación con el futuro tramo de la TF5 y que fue aprobado con los votos de CC y grupo mixto, la abstención del PSC - PSOE y la ausencia del PP (que a esto me referiré en otro momento). Y fue en aquel punto cuando Doña Gloria anunció la presencia de la Coordinadora y el deseo de que interviniese su portavoz. Don Ricardo Melchior no hizo sino que advertir a Doña Gloria que la norma en el Cabildo es que en el Pleno sólo intervienen los consejeros y que tal circunstancia era conocida por ella. Pese a aquella aclaración, el Sr. Sánchez quiso iniciar su intervención, a lo que el presidente, con la seriedad necesaria, pidió que se abstuviese de intervenir o tendría que desalojar la sala.

En aquel punto, el PSC - PSOE debiera haber votado en contra para salvarse de la incoherencia que se aprobó y que, incomprensiblemente para mí, ha sido aplaudida en distintos medios: iniciar la ampliación de la TF5 en los tramos anterior y posterior a los parajes protegidos intermedios y que se continúen los esfuerzos para encontrar una solución cuyo coste ambiental podamos asumir. Esto es, meter un montón de miles de millones en una obra cuya decisión definitiva no está aclarada.

"Norma" es, según la acepción 2 del DRAE, "Regla que se debe seguir o a que se deben ajustar las conductas, tareas, actividades, etc.". Pues bien, entiendo que si el único grupo político de aparente oposición en el Cabildo quiere cambiar aquella norma ha de presentar una moción al efecto, convencer a los otros grupos y ganarla. Lo que no puede hacer un grupo político que se tiene por serio es reventar la norma en una sesión plenaria.

EN POCAS PALABRAS EMILIO RACIONERO MENASALVAS