Criterios
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Las milicias kurdas anuncian el fin del "califato" del Estado Islámico leer
COMENTARIO INTERNACIONAL ENRIQUE VÁZQUEZ

¿Autoliberación?


22/feb/02 20:53 PM
Edición impresa
EL CONFINAMIENTO EN RAMALLAH DE YASSIR ARAFAT - un arresto domiciliario de facto - podría concluir tras el cumplimiento de la principal condición puesta por el primer ministro Sharon: la detención de los autores del asesinato de su ministro de Turismo y general en la reserva Rehavam Zeevi... ¿Una autoliberación, por tanto? Decirlo es imprudente porque sobreentendería que el presidente palestino podía haber ordenado antes la detención de los tres activistas del FPLP que vengaron en octubre el asesinato en agosto de su jefe político, Ali Mustafá. Se dice que, en privado, Arafat siempre decía a las visitas que él, realista, no pedía la detención de sus matadores israelíes...

Ironías aparte, este asunto tiene más trasfondo del que parece y llega en un momento concreto, cuando - claramente - puede ser percibido como una salida para Sharon y el ala dura de su gabinete, que saben que han de terminar con la situación antes o después: hasta los norteamericanos (Condoleezza Rice, la muy pro-israelí consejera de seguridad nacional del presidente Bush) consideran contraproducente el confinamiento. Por no hablar de la opinión europea: la UE ha reiterado sin fisura alguna que Arafat es el líder genuino del pueblo palestino. Sharon se hartó de decir que los asesinos de Zeevi se escondían en Ramallah, pero estaban en Nablus. Y durante algún tiempo la doble versión israelí fue que los autores debían ser detenidos y entregados a Israel: algo que no se podía exigir políticamente. Ahora circula una tercera: deberán ser juzgados. Simon Peres, que ayer en Madrid confirmaba la condición de Arafat como un interlocutor indispensable, habría recomendado ya el fin del arresto de hecho del dirigente palestino.

COMENTARIO INTERNACIONAL ENRIQUE VÁZQUEZ