Criterios
ENRIQUE MARTÍN BRAUN

Renovación y estrategia


13/mar/02 20:54 PM
Edición impresa
NOS COMENTABA UN TESTIGO, al que damos casi toda la credibilidad que pueda otorgarse, que en una reunión en la que se encontraban presentes Salvador García, alcalde del Puerto de la Cruz, y otros socialistas de la tercera Ciudad Turística de Canarias (hace mucho tiempo que dejó de ser la primera), se hizo un silencio sepulcral al hacer acto de presencia Santiago Pérez y una cohorte de afinidad. Como afirmaban en alguna película mala del Oeste, el silencio se rompe con un cuchillo. ¿Se puede adivinar aquí algún atisbo de renovación o de estrategia? Otro testigo, amigo y compañero del que confiamos, nos valoró una extraña reacción del hasta ahora secretario insular del PSE en Tenerife (a la vista de lo que sucede también a nivel nacional, no incluimos en las siglas la "O" de obrero, por si a alguien le entra un ataque peligroso de risa), al negarse, en una rueda de Prensa convocada por él mismo, a contestar a ninguna pregunta, simplemente porque no las admitía. ¿Se puede adivinar aquí algún atisbo de renovación o estrategia? Las últimas encuestas señalan subidas importantes de los socialistas de Santa Cruz, convirtiéndolos en la agrupación más importante de las Islas, a pesar de la campaña de desprestigio duro iniciada desde dentro como consecuencia del apoyo dado al desbloqueo del remoto asunto de Las Teresitas. Consecuencias: Emilio Fresco, que lleva en el partido tanto tiempo como Santiago Pérez, abandonó ya no sólo la concejalía chicharrera, sino su escaño en el Parlamento de Canarias. Lo que puede significar, entre otras cosas, que está hasta las narices de la política, de la política de su organización. Por otro lado, Juan Carlos Alemán, que está convencido-engañado de ser el líder regional, se reúne con Pérez y acuerdan expedientar a María Dolores Rodríguez Flores, diputada regional, y a los antiguos compañeros de Fresco, José Luis Martín, Manuel Noda y Herminia Gil, y les colocan la etiqueta de "han dañado gravemente la imagen del partido". Ni siquiera les han dado día y hora para defenderse (será de la subida en la intención de los votantes de Santa Cruz). ¿Se puede adivinar aquí algún atisbo de renovación o estrategia? Un viejo amigo, y ex militante de los que siempre lucharon por la libertad, Sebastián Álvarez Cambreleng, también salió corriendo del partido socialista por un enfrentamiento con Santiago Pérez. En aquella ocasión, Chanito declaró públicamente que "con aquel señor, ni a misa". Y lo último que conocemos, cuando escribimos estas líneas, son las manifestaciones de José Vicente González Bethencour, quien acusa a Melchor Núñez, otro "amigo" de Pérez pasado al grupo Mixto del Cabildo, de abstenerse en la votación de los presupuestos "porque había dinero que iba a una cuenta a su nombre". Esto es grave. Aquí complican-implican a Don Ricardo Melchior, es decir, a un caballero. Debe aclararse.
ENRIQUE MARTÍN BRAUN