Criterios
LA MEDIA COLUMNA FRANCISCO AYALA

Cuando Las Palmas nos gana


13/mar/02 20:54 PM
Edición impresa
LO LEO CON PENA y puede ser que con sana envidia. Un despacho de la Agencia "Efe" dice que el actor norteamericano Rod Steiger llegó a Las Palmas para inaugurar el III Festival Internacional de Cine, que organiza y lleva el nombre de Las Palmas de Gran Canaria. El actor, que viene acompañado de su esposa, la actriz Joan Benedit, recibe en la capital grancanaria, a título honorario, el premio instituido por la dirección del Festival y que lleva el nombre de "Lady Harimaguada". Ustedes perdonen que me salga del tema concreto para exponer un parecer. La palabra "harimaguada", según el Diccionario Histórico del Español de Canarias, de Don Cristóbal Corrales y Doña Dolores Corbella, se aplicaba, entre los indígenas de estas Islas, a una "sacerdotisa, mujer virgen dedicada al culto de los dioses". Por lo que estimo que distinguirla con el apelativo inglés de "Lady", le cae como un sombrero de "Los tres mosqueteros" a un juez de Lanzarote. O sea, que es una magada de tamaño natural. Le pegaba mejor "Seña" Harimaguada o, como dicen en mi pueblo, "tiá Harimaguada", que no es guanche, pero se acerca bastante más que la palabreja británica tan usada entre los "coburgos" de la Rubia Albión, que también hay "coburgos" en Inglaterra y no solamente en La Orotava.
Y sigo con el tema. Don Rod Steiger dice que está satisfecho con el premio, porque la voluntad es lo que cuenta; que aprovechará los tres días de estancia en tierra canariona para degustar la gastronomía canaria pero, matiza, "no necesariamente en los restaurantes más caros", lo que ya ha despertado críticas en los "chichas" envidiosos, que andan diciendo de Don Rod que es un "gorrón" y que pertenece a la Cofradía de la Virgen del Puño de su pueblo natal.
Pero, coñas aparte, que siempre vienen bien para amenizar los "ladrillos", lo que me causa pena y, decía, me da envidia sana, es que, mientras en Tenerife, concretamente en el Puerto de la Cruz, hemos dejado morir dos magníficos festivales, uno de la Canción y otro de Cine, que habían adquirido auténtico prestigio y gran popularidad, en Las Palmas conservan este certamen que ha convertido a aquella capital y a aquella Isla en verdadera atracción para muchos famosos del arte cinematográfico, además de desarrollar su verdadera función artística, que es lo fundamental.
La gente de media edad recuerda con nostalgia el "Festival de la Canción del Atlántico" y aquel espléndido certamen de cine, con tema específico, que reunía en el Puerto a entendidos de todo el mundo.
Todo eso, desgraciadamente, ya es historia. Podría publicar una lista de responsables de la pérdida lamentable de esto, que es auténtico arte y no horteradas del tipo "Música+Dance" (con el signo +) o los "Son Latinos", que uno no sabe lo que son de tanta escandalera que arman, para acabarla de jeringar, en plena playa. Y no les falta sino salir en bañador de culo descubierto. A esto hemos llegado y lo otro, insisto, lo hemos perdido.
LA MEDIA COLUMNA FRANCISCO AYALA