Criterios

Aprovechar el tiempo


19/nov/03 21:51 PM
Edición impresa

CON EL ALMANAQUE 2004 de la revista Familia Hospitalaria. Como todos los años, es positivamente constructivo; responde a la situación que seguimos viviendo: de informar más que formar, de enseñar más que educar. Y en esta disyuntiva está de que mejore o no nuestra sociedad en lo político, social y religioso. Los que hacemos realidad esta revista, desde su fundación (1985), hemos tratado de ofrecer la importancia que tiene la información y la formación, la enseñanza y la educación al mismo nivel si no queremos que nuestra sociedad termine por desmoronarse al perder sus valores más fundamentales. Ahí está la historia.

Este almanaque nos invita a una sincera reflexión y a una acción eficaz y duradera:

Actividades sobre valores: "No hay ningún yo sin otro". Emprendemos un nuevo año y lo hacemos con el firme deseo de que sea un año de mejoramiento como personas en la relación con nosotros mismos y con los demás. Oímos muchas voces que reclaman la necesidad de enriquecer nuestras vidas con valores y actitudes que nos califiquen como seres humanos y nos ayuden a formarnos de tal manera que encontremos parte del sentido de nuestra existencia en elementos que nos identifiquen y hagan que nos sintamos más personas. Son valores universales que fácilmente podemos compartir desde diferentes planteamientos y estilos de vida, pero que cada uno de nosotros podemos adaptarlos y reflexionar sobre ellos desde nuestra propia realidad y nuestro compromiso. Para los que estamos en el mundo de la hospitalidad, es una ocasión más para poner el centro de nuestro interés en las personas y hacernos conscientes de que el otro, sea quien sea, nunca puede sernos indiferente. Esto puede ayudar a que, al terminar el año, podamos afirmar con gratitud que habrá valido la pena vivirlo.

Cada reflexión mensual puede ser comentada en familia y en algunos colegios como materia informativa y formativa, de enseñanza y educación entre profesores y alumnos. Transcribimos la del mes de enero y febrero:

Fe: Tener fe es creer, es fiarse, es eludir miedos y desconfianzas. "Llevemos un tesoro en jarras de barro cocido" que nos permita vivir con gratitud y apertura a nosotros mismos y a los demás. La fe, lejos de ser una escapatoria para hacer soportables las dificultades, es la actitud que nos permite vivir en firmeza y sentido la realidad propia y del entorno. La fe nos coloca en el espacio en donde no todo es razonable ni medible. Una dimensión que también forma parte de nuestra realidad y que cumple la función de ayudarnos a desarrollar todas las posibilidades de las personas. Para conseguir algo, lo primero que se necesita es creer que es posible. Tener fe es mantener la capacidad de mejoramiento diario, el espíritu de superación, la certeza de que no podemos reducir la vida a aquello que palpamos y medimos; las personas somos mucho más ricas y tenemos muchas más posibilidades de las que son visibles y aparentes".

Libertad: La Libertad es un espacio a conquistar. En la medida que superamos lo que nos condiciona, ganamos espacio de libertad. Nos pueden condicionar elementos externos (sociales, políticos, económicos...), pero también otros que están más a nuestro alcance. No somos libres para hacer lo que queramos, sino que somos libres para hacer lo que somos. La libertad exige también definición personal, trabajo reflexivo, posibilidad de elección. Todos los días decidimos muchas cosas, unas más importantes que otras, y si somos personas libres estamos siendo, con nuestras decisiones,a utores de nuestra propia vida. Acoger la libertad en uno mismo pasa también por reconocer y permitir espacios de libertad en el otro. El precio de la libertad de unos no puede ser la esclavitud d elos otros. La libertad de unos no puede ser la esclavitud de los otros. La libertad des igualdad, justicia, relaciones simétricas, respeto y consideración a uno mismo y a los demás.

Este almanaque no tiene precio. Lo que nos dan cada año va destinado a la impresión del siguiente año. Seamos generosos con algo tan al alcance de todos para una labor que tanto beneficia a las personas y a la sociedad.

Familia Hospitalaria felicita así la Navidad y Año Nuevo a sus suscriptores y cooperadores.

* Capellán de la Clínica

San Juan de Dios