Santa Cruz de Tenerife
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
La ultraderechista alemana Petry anuncia por sorpresa que no asumirá su escaño leer
TERESA CRUZ OVAL*

La dependencia en Canarias: acciones y omisiones

16/jul/17 2:03 AM
Edición impresa

L as tareas de gobierno requieren una dosis importante de justicia social para no pedirles a los demás lo que nosotros no somos capaces de dar. ¿Qué ha hecho CC desde enero de 2007 para el desarrollo y fortalecimiento de la norma? Ni una sola medida, por mucho que lo decoren desde el cinismo político.

El PSOE no se esconde con la dependencia. Promovió la aprobación de la ley en diciembre de 2006, ha denunciado sus recortes desde 2011 y cuando gobernamos no dejamos perseguir que ese derecho fuera real y efectivo. Para ello, tomamos decisiones valientes y con alma.

Cuando el PSOE gobernó, estuvimos más preocupados y ocupados por las personas dependientes y sus familias que por las cifras. Por eso fuimos capaces de desempolvar todos esos expedientes de personas fallecidas con derecho a la prestación por dependencia y abonarlas, sin importarnos no aparecer en ninguna estadística.

Ahora que tan de moda está hablar de mochilas cargadas, yo también llevo una y no quiero renunciar a ella. Mi mochila viene repleta de desesperación, angustia e impotencia, algo que no puede entender este Gobierno que ve la atención a la dependencia como una cifra, un número, un expediente.

Hablamos de personas con nombre y apellidos que fallecen sin recibir las prestaciones o servicios de la dependencia, de familiares desesperados al tener que renunciar a sus proyectos de vida por no poder conciliar los ámbitos familiar, personal y laboral al tener que cuidar a un familiar.

Esta semana, el PSOE volvió a llevar al Parlamento la situación de la dependencia en Canarias. No pedimos esa interpelación por las cifras, sino por las acciones y omisiones de CC que están fustigando a todas esas personas.

La consejera Cristina Valido dijo en abril pasado que defendía un sistema "transparente, eficaz y cercano, pero le han bastado estos pocos meses para regresar al punto de partida, al comienzo de esta legislatura, al vagón de cola.

Para CC, esa "transparencia" por la que dice apostar es manipular la información es no cooperar ni colaborar con otros organismos públicos, es inventarse un "desfase de datos", es mezclar incorporaciones con solicitudes, es quitarles el derecho a quienes ya lo tienen reconocido, es mentir en las cifras de inversiones...

Para CC, esa "eficacia" es incorporar al sistema en los cuatro primeros meses del año solo a 65 personas, una cada dos días, mientras que con la anterior consejera, Patricia Hernández, se estaban incorporando ocho nuevos casos cada dos días. Esa "eficacia" es también que nos resignemos a tener a mayores viviendo en hospitales por no haber plazas en centros; es encomendarse a logros futuros cuando muchas de estas personas, desgraciadamente, lo que no tienen es futuro; es que no dispongan de centros abiertos todos los días del año; es que Canarias tenga la ratio más baja de prestaciones por beneficiario...

Y para CC, esa "cercanía" es tener el peor sistema de dependencia de España y, por ende, el peor de Europa; es no contar después de 10 años con un mapa de recursos; es no haber aprobado ni un plan de promoción de la autonomía personal y atención a las personas dependientes mientras otras comunidades autónomas van ejecutando el segundo; es tener tres veces menos posibilidades de recibir una prestación o servicio que cualquier persona del resto de España; es que en Canarias tengamos, después de diez años, cero servicios en asistencia personal, servicio de noche, plazas residenciales temporales y ayuda a domicilio.

En estos seis meses hemos podido ser testigos de la rutina un tanto cansina de la consejera Valido, en el que no ha faltado la venta de humo y postureo para aparentar que se hace aquí algo, mientras los problemas de las personas dependientes crecen a diario en esta tierra.

Insisto: todo esto no es cualquier cosa. No son expedientes, cifras, estadísticas... Son personas como usted, como yo, con nombres y apellidos, que demandan derechos sociales y que necesitan no ganar más años a la vida, sino más vida a esos años.

*Portavoz de Política Social del Grupo Parlamentario Socialista Canario