Criterios
LO ÚLTIMO:
Hallan el cadáver de una mujer en los alrededores de El Campillo (Huelva) leer
JOSÉ MANUEL BERMÚDEZ ESPARZA*

La calidad de vida empieza en la vivienda

7/oct/18 6:31 AM
Edición impresa

Una de las principales y más difíciles tareas de un gobernante -por no decir la mayor- es garantizar la cohesión social y económica de los territorios sobre los que se despliega su acción política. En el caso de una administración local, como el ayuntamiento, se trata de garantizar el equilibrio entre los distintos barrios del municipio, de manera que todos los vecinos puedan disfrutar de las mismas oportunidades y, por tanto, compartan similares estándares de calidad de vida.

Uno de los aspectos que condicionan en mayor medida esa cohesión es la vivienda. Porque no hay elemento más determinante para medir el grado de bienestar de un vecino, de una familia, que su propio hogar. Porque a partir de ahí se articula la vida en torno a la calle y al barrio; es decir, la vida comunitaria.

En Santa Cruz teníamos una importante bolsa de viviendas envejecidas, fundamentalmente en los barrios, construidas hace muchísimos años y que no reunían las condiciones para garantizar una habitabilidad digna. Y utilizo el tiempo verbal en pasado porque hoy en día muchas de esas viviendas, que forman parte de bloques comunitarios, han sido rehabilitadas. Hoy presentan no solo mejor aspecto exterior, sino que la vida se puede desarrollar dignamente en su interior.

Y aunque es verdad que quedan actuaciones por realizar, no es menos cierto que en los últimos años hemos podido rehabilitar -con recursos propios y del Cabildo, Comunidad Autónoma y Estado- 1.420 viviendas. Es decir, otras tantas familias de seis barrios de la capital se han beneficiado de esta iniciativa, que se extenderá a 1.081 nuevas unidades y otras dos nuevas zonas más durante la aplicación del Plan 2018-2021.

Una vez acometida esa nueva fase, el total de viviendas rehabilitadas se cifraría en 2.501 y la inversión ejecutada, 35 millones de euros. Estas obras se han realizado en barrios como Miramar, con un total de 364 viviendas; Santa María del Mar, 320; La Salud, 266; La Victoria, 208; Ofra, 156, y García Escámez, 106.

A partir de ahora insistiremos en las actuaciones en el barrio de La Salud, donde se ha programado la rehabilitación de 306 viviendas; Miramar, 184; Los Gladiolos, donde se incorporará con 140 viviendas; Santa María del Mar, 120; Cepsa, que también entra como novedad en este programa con 106 viviendas; La Victoria, 94; Ofra, 78, y García Escámez, con 53.

Como se puede comprobar, se trata de un plan enormemente ambicioso en muchas zonas del municipio, donde los resultados ya son perfectamente visibles.

Con todo, se trata solo de una de las líneas de acción que desarrollamos en esta materia, que se dirige fundamentalmente a sectores de población de cierta vulnerabilidad y que se completa con otras de marcado carácter social.

En este sentido, no quiero dejar pasar la ocasión para reiterar el apoyo del ayuntamiento a las familias de Añaza sobre la que pende un posible desahucio por el interés de la entidad propietaria de las viviendas para finiquitar los contratos de alquiler unilateralmente. Haré todo lo que esté en mi mano para evitar que se concrete esa decisión, inadmisible desde todos los puntos de vista.

Moveremos todo lo que haya que mover para que estas familias no se muevan de sus casas. Es de justicia.

*Alcalde de Santa Cruz de Tenerife

JOSÉ MANUEL BERMÚDEZ ESPARZA*