Criterios
JOSÉ MANUEL BERMÚDEZ ESPARZA *

Joyas de ayer para los jóvenes de hoy

6/ene/19 0:54 AM
Edición impresa

La rehabilitación del patrimonio histórico de Santa Cruz de Tenerife y su adecuada conservación constituyen una prioridad para este grupo de gobierno. Por eso, estamos desplegando una inversión acorde con la propia dimensión de ese objetivo: 25 millones de euros para la reforma de nuestras joyas arquitectónicas, que son muchas e importantes.

No se trata solo de dar esplendor a lugares singularmente atractivos de la ciudad, sino de que las reformas que tenemos en curso puedan estar al final a plena disposición de los ciudadanos. Es decir, queremos lugares vivos, abiertos, dinámicos; de gran belleza exterior, pero con alma puertas adentro. Queremos lugares bonitos para fotografiar, pero también espacios de encuentro y de participación de los vecinos.

Ese es el espíritu de las actuaciones que tenemos en marcha en diversos enclaves de Santa Cruz u otras que desarrollaremos próximamente, como el Palacio de Carta, el Parque Viera y Clavijo, el Templo Masónico o el antiguo edificio de la Escuela de Artes y Oficios, en Ireneo González, o la Escuela de Comercio.

Y también, muy especialmente, en las casas Lázaro, en El Toscal, y Mascareño, en La Salud, dos inmuebles catalogados como bienes de Interés Cultural (BIC) por sus valores históricos y arquitectónicos.

Estas dos joyas del patrimonio se convertirán en Casas de la Juventud; mantendrán su aspecto original, pero cobrarán vida en su interior, con la fuerza y animosidad de la población juvenil de nuestro municipio.

La semana pasada tuvimos novedades con respecto a ambos proyectos. En relación a la Casa Lázaro, emplazada en el BIC del Conjunto Histórico de El Toscal, ya hemos terminado las obras y ahora agilizaremos la dotación de equipamientos interiores para que entre en funcionamiento a la mayor brevedad posible.

En este lugar se podrán realizar muchas y diversas actividades juveniles y se podrá habilitar también una biblioteca o sala de estudios abierta las 24 horas en época de exámenes.

Por lo que respecta a la Casa Mascareño, declarada como BIC el año 2008, la última Junta de Gobierno aprobó el proyecto técnico que permitirá su completa rehabilitación y su adaptación -conservando la esencia y aspecto originales- para las necesidades de la población joven.

El objetivo del ayuntamiento es habilitar al menos una Casa de la Juventud por Distrito, si bien en estos casos anteriores la particularidad radica en que vamos a aprovechar dos piezas históricas para ponerlas a disposición de los jóvenes de hoy.

Una particularidad que se erige como un poderoso símbolo de lo que debe ser cualquier actuación en rehabilitación del patrimonio histórico: dejar las joyas de nuestro pasado para el disfrute de las generaciones presentes.

* Alcalde de Santa Cruz de Tenerife

JOSÉ MANUEL BERMÚDEZ ESPARZA *