Cultura y Espectáculos

Fallece XAVIER MONTSALVATGE, maestro de la música contemporánea española

Compositor de más de un centenar de títulos que abarcan todos los géneros, el autor de "Cinco canciones negras" y "Babel 46" representa para los expertos la perfecta síntesis entre el lenguaje clásico y los géneros populares, con especial incidencia en el jazz y los ritmos antillanos.

EFE, Barcelona
8/may/02 19:52 PM
Edición impresa

El compositor Xavier Montsalvatge, una de las figuras más relevantes de la música contemporánea, murió ayer en Barcelona a los 90 años, fallecimiento que ha causado un hondo pesar en el mundo musical, que ha destacado de forma unánime la originalidad de su obra, así como la humanidad del maestro.

La muerte del autor de "Cinco canciones negras" y la ópera "Babel 46" supone la desaparición de una figura singular dentro de la música contemporánea por la diversidad de una obra original y ecléctica, y por su búsqueda de nuevos caminos creativos, que le valieron un prestigio y reconocimiento mundiales.

Montsalvatge destacó por la gran amplitud de su obra, pues compuso más de un centenar de títulos que abarcan todos los géneros musicales, del sinfónico al operístico, el ballet o la música para cine, como las películas de Jaime Camino "Dragón rapide" y "Luces y sombras".

Los compositores y artistas vinculados al mundo de la música que le conocieron y contaron con su amistad destacaron ayer su dimensión humana e intelectual.

Entre ellos, el director y compositor Joan Guinjoan consideró que la muerte de Montsalvatge, "un hombre admirable y completo a nivel cultural y humano", cierra una época dentro de la música caracterizada por "una educación y un charme intelectual que ya no existe".

También la mezzosoprano Teresa Berganza estima, "desde una enorme tristeza" por la pérdida del maestro y amigo, que con Montsalvatge se va una generación de músicos "irrepetible" mientras el director de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, Ramón González de Amezúa, le recordó como un hombre de "enorme cordialidad".

Francesc Tavernabech, biógrafo del compositor, subrayó la "originalidad" de su obra y la síntesis que hizo entre "el lenguaje clásico y las raíces del jazz y después de la música suramericana, sobre todo la antillana".