Cultura y Espectáculos

Julián Marías recogió el Premio Internacional de la UIMP

"Abrumado" ante la "inmensa exageración que nace del cariño y del amor a la verdad", pidió que se "revitalice" al escritor que da nombre a este centro santanderino

EFE, Santander
25/jul/02 19:56 PM
Edición impresa
EFE, Santander

El sociólogo, nacido en Valladolid en 1914, recibió de manos de la titular de Cultura, Pilar del Castillo, el XVI Premio Internacional de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, una forma de "enmendar el infortunado desacierto de que la universidad le haya cerrado las puertas durante tantos años", indicó la ministra.

Marías, quien confesó sentirse "abrumado" antes las palabras de los componentes de "esa enorme mesa" (en la que se encontraban, entre otros, la citada ministra y el presidente de Cantabria, José Joaquín Martínez Sieso), señaló que en España aún siguen vivos muchos intelectuales que fallecieron hace años.

Los miembros de la Generación del 98, incluso autores anteriores como Benito Pérez Galdós, "son leídos, no estudiados, con devoción, lo que los mantiene inmensamente vivos", explicó, situación que no es igual para Menéndez Pelayo, muerto en 1912 y que "no ha tenido un destino muy afortunado".

El sociólogo, premio Príncipe de Asturias de Comunicación e Humanidades en 1996, indicó que la cultura lo que busca es la pervivencia de los libros, al margen de las modas, es una "mezcla entre innovación y continuidad que otorga vida a los autores, aún cuando ya no lo estén físicamente".

Recordó que Menéndez Pelayo vivió sólo 56 años, pero "fue tremendamente precoz", y a los veinte años ya había escrito "Historia de los heterodoxos españoles" o "La ciencia de los españoles", por lo que hay que "revitalizarlo".

Marías señaló que hace esta consideración porque "hay que pagar los honores con fidelidad" y en España es posible la recuperación del pasado porque "es muy fuerte la marca del espesor del presente, que permite que tengamos siempre en cuenta a todos los que nos han precedido".