Cultura y Espectáculos

Ángel González: "La poesía enriquece el mundo y modifica a los seres humanos"

Premio Príncipe de Asturias de las Letras y una de las más importantes voces de la Generación de los 50, el escritor certifica que la poesía española goza de buena salud.

EFE, San Lorenzo de El Escorial
31/jul/02 19:56 PM
Edición impresa

Ángel González (Oviedo, 1925) ha dejado por unos días Nuevo México, el lugar en el que vive y en el que encuentra "la serenidad" para escribir sus poemas, para hacer una de sus frecuentes y ajetreadas visitas a España.

El poeta participó ayer en el curso de verano de El Escorial "Poesía española: de las vanguardias a las nuevas voces", donde coincidió con otros dos poetas, el secretario de Estado de Cultura, Luis Alberto de Cuenca, y el director del Instituto Cervantes, Jon Juaristi. Todos ellos leyeron algunos de sus poemas y destacaron que este es un buen momento para la poesía española.

"Hay varias generaciones en activo, cada una con una personalidad, y voces nuevas muy importantes, muy variadas y muy ricas", señaló Ángel González, que también opina que el género lírico cuenta ahora con muchos más lectores.

Prueba de ello es que su último libro, "Otoño y otras luces" ha vendido en España en un año 10.000 ejemplares, algo "antes inconcebible", según el autor del mítico poemario "Palabra sobre palabra" (1965).

Y es que considera que "siempre hay espacio para la poesía" y que, aunque la vida actual vaya a una velocidad vertiginosa, la poesía continúa siendo necesaria para, entre otras cosas, recuperar "todas las cosas que el paso del tiempo va destruyendo, dejando atrás y que echamos de menos".

Para él es también "una fuente de placer y de conocimiento", un arte que tiene que ver mucho con otra de sus aficiones, la música, porque ambos son artes "que sugieren".

A sus 77 años, el académico dice que su proceso creativo no ha variado mucho pues surge "movido por algún impulso que necesito expresar" y "partiendo de una palabra, de un verso" que luego desarrolla, algo que le hermana con aquellos que piensan que el primer verso lo dan los dioses.

En su lectura el poeta repasó algunos de los temas que circulan por su obra, desde el paso del tiempo, la crítica social, la irracionalidad de la conducta humana, el amor o las sensaciones de derrotas individuales y colectivas.

El poeta, que dijo que "habrá que esperar algunos años" para que escriba un nuevo libro, cree que la poesía, como todo arte, "cambia nuestra manera de ver el mundo" para añadirle "matices nuevos".