Cultura y Espectáculos
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
La CE advierte formalmente a Italia del "serio incumplimiento" de sus presupuestos leer

Pedro Guerra dedica su último disco, "Hijas de Eva", a la mujer


EFE, Barcelona
19/nov/02 20:03 PM
Edición impresa

El cantautor canario Pedro Guerra presenta hoy en el Auditorio de Barcelona su nuevo elepé, "Hijas de Eva", un disco conceptual y "un homenaje a las mujeres, obligadas a parir con dolor y en una situación desfavorable con respecto a los hombres", según declaró el autor de "Contamíname".

"¿Por qué no un disco sobre mujeres?", se pregunta Pedro Guerra, que recibió un encargo para estrenar una obra en el auditorio Alfredo Krauss de Las Palmas y decidió llevar a cabo "un monográfico sobre un tema, más conceptual, con una temática común y donde pudiera profundizar en la discriminación de la mujer".

Pensado en exclusiva para este Auditorio, una vez estrenado el músico canario decidió que "Hijas de Eva" se convirtiera en su quinto disco - el sexto si se cuenta la banda sonora de "Mararía" - e ideó una gira para mostrar el espectáculo.

A su juicio, "también los hombres sufren. La pobreza es común, como las condiciones indignas en el trabajo y de explotación, pero la mujer es más vulnerable, al igual que los niños, sobre todo en zonas de gran desigualdad".

Según Pedro Guerra, la mujer, además de "sufrir como ser humano, lo hace también por ser mujer" por lo que, a partir de una canción como "Eva", que recoge el momento bíblico en que Dios condena a las mujeres "a parir con dolor, todos esos problemas los padecen las Hijas de Eva".

Para Pedro Guerra, que incluye en su disco temas como "Niña", "Burka", "Hogar", "Pobres", "Frío", "Rosario", "Cuerpo", "Madres", "Adelita" o "Lilith", es "más destacable y más vigente" referirse a las mujeres que sufren que a las de vida alegre.

No obstante, Guerra puntualiza que no se trata de "un homenaje", sino de una denuncia de "una estructura social que desfavorece a las mujeres" en la que, musicalmente, no pretendía "abrir nuevos espacios" y sí "cargar el acento social en los textos".

En su opinión, musicalmente "Hijas de Eva" se encuentra en "la fusión de elementos que me gustan, ya sean de la tradición canaria, de Cuba o de Brasil", en este caso con cuerdas y arreglos sinfónicos decididos por Joan Albert Amargós desde el principio.