Cultura y Espectáculos

VERSOS CADA DÍA


A la brisa de los océanos blancos
6/dic/02 20:04 PM
Edición impresa
A la brisa de los océanos blancos Los barrancos lloran, en sus cauces
copiosos de vertidos,
a la vera de los pueblos
y las aguas rápidas
de los inviernos
huyen y se desvanecen,
en su curso,
con el arrastre
de los desperdicios.
Los humos rápidos
del progreso,
en las ciudades,
enmudecen
los escasos bosques
y el asfalto depredador
cada vez más negro
alienan una existencia
de voracidades.
Al término
un gran vertedero: los mares
que abierto
acoge sin remedio
tanto inmundo
sobrante y opulento
de excesos,
injusticias y desigualdades.
Vale, todo vale,
en las ingestas
desmesuradas
y las borracheras
de decibelios...,
mientras,
no tan lejos,
duermen los sueños
inalcanzables
del hambre y las soledades.
Y la ceguera
desde los lomos altos,
del bienestar
de los desechos,
a la brisa
de los océanos blancos,
aún más enflaquece
la paupérrima memoria
de que todos,
en la faz de la Tierra,
somos iguales.

Dainauz