Cultura y Espectáculos

VERSOS CADA DIA


21/may/03 20:16 PM
Edición impresa

Ya muchos rosales se han marchitado

igual que los bellos nardos y lirios.

Sobre el espléndido cielo azulado

vuelan los preciosos loros y mirlos,

entre el viejo retamal ya olvidado

los pájaros hacen sus grandes nidos,

junto al lago verde que se ha secado

ya lucen los barros endurecidos.

Qué tristeza ver los geranios secos

entre la maleza y el gran olvido,

ya no veo helechos en los caminos,

sólo grandes suelos ennegrecidos.

Cuando miro al cielo a mi Dios le pido,

que mande mucha agua a los campos míos.

Felipe-Elías Afonso Ruiz

No quiero dejar huellas profundas

en tu noble y única naturaleza

de lava, flora y fauna tan diversa

para no herir tu alma, tu frescura.

No quiero romper en mi andadura

y a ciegas los pies de tu belleza,

obra sin igual que Dios hiciera,

con pasos que no sientan tu textura.

Quiero ver tu azul y blanco de espuma

siempre en la orilla abrazarse en la arena

y oírte hablar con tu son fuerte y grave.

Quiero vivir flotando en tu paisaje,

elevando anclas y soltando amarras

en versos para ti, de humilde poeta.

Dainauz

Hoy me he vuelto a enamorar

de unos ojos que de un verde suave

resplandecen. Acuíferas esmeraldas

que el Hacedor de la vida

en tu linda cara plasmó.

Hoy te he conocido

y con el corazón dormido

surgió el amor...

Con tu melena azabache

y tu esbelto cuerpo

que un Fideas esculpió.

Querida niña de fina piel

con tu cantina voz...

Hoy le doy gracias a Dios

porque de tanto recordar amores

mi corazón se durmió.

Pero ahora tengo la dicha

de ver tu cara de ángel...

y de tus ojos de esmeraldas sobrados

mi alma se enamoró.

Así pues, Cristina, te digo

que hoy me he vuelto a enamorar.

Francisco J. Perera