Cultura y Espectáculos

Manuel Marín: "El orden internacional dependerá de lo que quiera EEUU"

El ex comisario europeo y secretario de Política Internacional del PSOE criticó ayer, en la inauguración de la Universidad de Verano de Adeje, el nuevo sistema marcado por Washington, consistente, a su juicio, en la imposición de la unilateralidad.
EL DÍA/EFE, S/C de Tenerife/Adeje
15/jul/03 20:20 PM
Edición impresa

EL DÍA/EFE, S/C de Tenerife/Adeje

En una crítica ponencia sobre el nuevo orden internacional tras la caída del Muro de Berlín, el ex comisario europeo y secretario de Política Internacional del PSOE, Manuel Marín, arremetió ayer, en la inauguración de la Universidad de Verano de Adeje, contra el papel de potencia hegemónica asumido por los Estados Unidos, especialmente tras la llegada al poder de George Bush, en el que Washington se ha olvidado de la "multilateralidad" y ha apostado por imponer sus propios criterios.

Marín no dejó lugar a malos entendidos cuando afirmó que, "el orden internacional dependerá de lo que quiera la sociedad norteamericana" y explicó que el concepto de seguridad esgrimido por Estados Unidos para efectuar su invasión sobre Irak no es sino "una palabra simpática que se emplea ahora para no decir hacer la guerra".

Recordó que el 11 de septiembre generó un documento clave, en el que se aprobaba un concepto nuevo de seguridad, ratificado por unanimidad tanto en el Congreso como en el Senado del país norteamericano.

Por tanto, los EEUU no tienen que pedir permiso a nadie para atacar y será el propio interés nacional el que decida la política externa.

Guerra preventiva

A su juicio, en el nuevo escenario internacional, el principio de legítima defensa se ha sustituido por el de guerra preventiva, de tal modo que a Estados Unidos, si tiene la sospecha de que alguien es una amenaza para ellos, le asiste el derecho de atacar.

"Esto rompe el juego de las relaciones internacionales", dijo el ponente de la Universidad de Verano de Adeje. De hecho, la ausencia de reglas permitiría, en su opinión, las reacciones unilaterales. "Sólo el tiempo dirá cuál es el límite de este diseño estratégico", añadió.

En este contexto internacional, no sólo no se habría creado un nuevo orden, en el sentido de mayor paz, mejor reparto de la riqueza o eliminación de las pandemias, aseguró. Se trataría más bien de lo contrario: se habría recuperado el orden de la gran potencia.

El secretario socialista de Política Internacional dibujó un futuro muy distinto si el Tribunal Penal Internacional hubiese llegado a decretar una orden de búsqueda de Bin Laden y Al-Qaeda por terrorismo y delitos de lesa humanidad. "Posiblemente todo lo que ha sucedido después no habría pasado", concluyó.

En declaraciones posteriores a los periodistas, Marín explicó que "en este momento el Gobierno español no debería enviar tropas a Irak porque pensamos que ésta es una guerra que no la ha entendido la opinión pública española, y es enviar un contingente del ejército español a una situación que parece muy confusa, conflictiva y comporta alto riesgo". Asimismo, criticó el hecho de que el Ejecutivo no haya consultado al Parlamento la decisión de enviar tropas.