Cultura y Espectáculos

Bebo Valdés y "El Cigala" firman un pacto de música "sin edad"

El pianista cubano y el cantaor madrileño presentaron anoche en el teatro Guimerá su espectáculo "Lágrimas negras", en cuya grabación discográfica "lloró hasta el apuntador", según confesó el intérprete de etnia gitana.
ACN, S/C de Tenerife
5/nov/03 20:27 PM
Edición impresa

ACN, S/C de Tenerife

El cantaor Diego "El Cigala" y el pianista cubano Bebo Valdés, que anoche ofrecieron su espectáculo "Lágrimas negras" en el teatro Guimerá de Santa Cruz de Tenerife, explicaron ayer en rueda de prensa lo que significa para ellos trabajar juntos en este proyecto que ya ha sido galardonado con un Disco de Platino y el Premio Ondas a la obra más notoria en el mundo del flamenco.

"Es como si mi compadre Bebo me conociera cantando desde chiquito", expresó "El Cigala" en una de sus intervenciones.

Por su parte, Valdés expresó, en alusión a la diferencia intergeneracional que existe entre ambos ?el cantaor tiene 34 años y el pianista 85? que la música "no tiene edad, simplemente es música o no es música".

Agregó que este trabajo conjunto entre los dos se debe al director Fernando Trueba, en cuyo filme documental "Calle 54" intervino el pianista hace varios años. "Fuimos a Madrid y allí me puso un disco de El Cigala, al que yo no conocía, y aquí tenemos el resultado".

El artista madrileño de origen gitano destacó a su vez la genialidad de Valdés y la capacidad del veterano pianista para hacerle sentir "igual de flamenco" con el teclado que con la guitarra, lo que según dijo, "es muy difícil". "Bebo hace que uno se sienta libre y deja que su música fluya y entre por todos los conductos", señaló el cantaor.

También dijo que Valdés es para él "como un abuelo o un héroe" y explicó que durante la grabación del disco, "en la que lloró hasta el apuntador", el músico estuvo nueve horas seguidas sentado al piano. "Tras 50 años de experiencia ?señaló "El Cigala"? no me queda otra que aprender de Bebo".