Cultura y Espectáculos

El Cabildo y la OST firman un acuerdo que pone fin al conflicto de la orquesta

Representantes de la Corporación y del comité de huelga suscriben un documento por el que se regulan los horarios de ensayos, se resuelven problemas relacionados con el trabajo en el Auditorio y se expresa la voluntad de la Administración de cubrir mediante contratos las bajas que se produzcan en la plantilla.
EL DÍA, S/C de Tenerife
2/dic/03 20:30 PM
Edición impresa

EL DÍA, S/C de Tenerife

El Patronato Insular de Música y los componentes de la Orquesta Sinfónica de Tenerife (OST) han resuelto sus diferencias a través de un acuerdo que pone fin al conflicto laboral suscitado en noviembre y que motivó, el pasado día 14, la suspensión de uno de los conciertos de la temporada de abono.

El documento, que restablece las relaciones normales de trabajo, fue suscrito tras la reunión mantenida a primera hora de ayer, lunes, por el consejero insular de Cultura, Miguel delgado, miembros del Patronato Insular de Música y cuatro representantes del comité de empresa de la orquesta, encabezados por su presidente, Michael Kirby.

El presidente del Patronato y consejero insular de Cultura, Miguel Delgado, ha mostrado su satisfacción por el fin de este conflicto, que "perjudicaba la buena imagen de la orquesta y de la Isla".

Delgado, quien además desempeña la función de gerente de la orquesta, expresó a continuación su deseo de que, en lo sucesivo, "todos los esfuerzos vuelvan a centrarse en mantener lo más alto posible el nivel de la OST".

Horarios de ensayo

Los horarios de ensayo durante la franja vespertina constituían una de las principales reivindicaciones de los trabajadores. Según se recoge en el documento suscrito, dichos ensayos "se desarrollarán con carácter preferente a partir de las 14:00 horas", tal y como solicitaban los representantes de la OST, aunque "excepcionalmente, por razones justificadas y de forma motivada por los ensayos generales o con coros, podrían realizarse con posterioridad a las 19:00 horas, existiendo la obligación de comunicarlo al comité con una antelación mínima de quince días".

Se resuelven, asimismo, otras cuestiones vinculadas con problemas de distribución de camerinos y luces en el Auditorio. El acuerdo se extiende también a aspectos como la posibilidad de adquirir entradas con antelación a la venta al público; la capacidad de utilizar los aparcamientos de forma gratuita durante los ensayos, ya que en los conciertos ha de aplicarse el régimen general previsto para el público, y la voluntad de cubrir establemente mediante contratos las bajas previsibles y de larga duración.