Santa Cruz de Tenerife
CARLOS RIVERA CANTANTE

"Necesitaba este primer contacto con el público de Canarias"

Jorge Dávila, S/C de Tenerife
18/dic/13 1:06 AM
Edición impresa

Hace unos días visitó Santa Cruz de Tenerife para mantener su primer cara a cara con una clientela que le sigue a través de las redes sociales y en unos meses volverá para participar en la gala de los Premios Cadena Dial que se celebrará en el Auditorio de Tenerife. El cantante azteca Carlos Rivera (1986) arrasa en su país de nacimiento y en el de "adopción": en su gira española ha llegado a vender 10.000 localidades en alguno de sus conciertos y uno de sus retos es traer ese espectáculo a Canarias. "Poco a poco siento que estoy siendo bien recibido en el Olimpo de la música", asegura el intérprete nacido en Huamantla.

¿Ha cumplido su promesa de visitar Tenerife?

Sí, aquí estoy (ríe)... No quería perder la oportunidad de incluir a Tenerife en esta gira. Era algo que me estaban pidiendo a través de las redes sociales y necesitaba este primer contacto con el público de Canarias. Este encuentro ha sido con un formato más pequeño -el mexicano interpretó cinco temas y charló con sus fans en el Espacio Cultural de CajaCanarias de la capital tinerfeña- que el que normalmente hago en la Península, pero el camino ya está iniciado para poder regresar pronto.

¿El mercado canario no es decisivo para los intérpretes de su perfil, pero sí que tiene un peso específico muy importante?

Yo me lo había saltado porque entré en España por medio del teatro -durante dos temporadas se convirtió en uno de los protagonistas del musical "El Rey León" en Madrid-, pero ya no lo podía aplazar más. Tenerife era una de mis asignaturas pendientes que, por fin, he podido aprobar aunque quiero más (ríe)... Todos los artistas latinos saben que deben tener la bendición del público canario.

¿La próxima vez que venga a Santa Cruz será para recoger un premio?

No lo sé, eso es algo que no está en mi mano... De momento, solo he sido invitado por Cadena Dial a su gala porque soy uno de los cantantes que han formado parte de su programación. Ojalá algún día puede recoger uno pero los premios no se piden, se ganan...

Con la publicación de su disco "El hubiera no existe" el viento sopla a favor de obra. ¿Esperaba tener esta acogida?

La respuesta ha sido mejor de lo que me imaginaba. Acabo de llegar de mi país y la acogida que he tenido en el Metropólitan fue increíble. Poco a poco siento que estoy siendo bien recibido en el Olimpo de la música.

México sigue teniendo esa cantera inagotable de intérpretes, ¿no?

Yo grabé dos discos en México antes de venir a España ("Carlos Rivera" y "Mexicano") y empecé a hacer teatro allí, pero obviamente formar parte de "El Rey León" se convirtió en uno de los aprendizajes más importantes que me ha dado la vida. No tengo problemas en reconocer que este disco ("El hubiera no existe") es un hijo compartido entre México y España.

¿La promoción de este proyecto le permite afrontar la composición de nuevas canciones?

Eso es algo que hoy solo está en mi imaginación, no existe nada aún sobre la mesa. Este disco nos llevó dos años de trabajo para colocarlo en este punto y no queremos que el tiempo se nos eche encima de cara al que será mi cuarto álbum. Los sueños hay que dejarlos que fluyan, pero de una manera tranquila.

¿Está satisfecho con su registro musical o quiere experimentar nuevas sensaciones?

Este disco más que una búsqueda es un encuentro; una colección de canciones que marcan la diferencia con respecto a los dos que grabé en México. Las canciones son la herencia que un músico puede dar a sus seguidores y un aprendizaje. "Solo tú", por ejemplo, es una canción que no transmite las raíces del folclore mexicano en las que se ha inspirado. El que la escucha no sabe el contenido real que hay en su interior, solo la oye y decide si le gusta o no. Esa labor es importante para mí, es decir, yo busco emociones internas.

¿Cuáles son los retos que se ha marcado en Europa?

Los objetivos se deben perseguir y ahora estoy intentando tener un protagonismo mayor en Portugal a través de una canción que he grabado con Paulo Gonzo que forma parte de un disco de duetos en el que participan artistas de distintos países: en esa colección también colabora India Martínez.

¿Qué incidencia tiene la comunidad latina para que su obra siga creciendo en el viejo continente?

Más allá de la mayor o menor fuerza que pueda ejercer la comunidad latina, yo me siento adoptado por el público de España. No soy de un solo público o de una comunidad latina que vive en un país europeo. Carlos Rivera se ha fijado como objetivo poder atravesar los corazones de personas con la emoción que hay dentro de sus canciones.