Santa Cruz de Tenerife

Jóvenes Diseñadores

Algunas consideraciones importantes a la hora de dar el primer paso.
Cristina Martins
21/dic/13 2:45 AM
Edición impresa

Ya están escogidos los finalistas. Estarán, ahora mismo, preparando sus colecciones. Andrés Jarabo Moreno de Zaragoza, Tania Romero Ruiz de Almería, Virginia Medina León de Gran Canaria, María del Camino Hernández Allende de Tenerife y Óliver Jiménez González de Barcelona, son los cinco finalistas de la VI Edición del Concurso Jóvenes Diseñadores organizado por el Cabildo de Tenerife. Antes del 6 de Febrero, tienen que tener todo listo para subir a la pasarela que, una vez más, ocupará la Sala de Arte La Recova, en Santa Cruz, local que me gusta especialmente para el evento.

He acompañado la historia y la evolución del concurso y, en esta edición, seguramente cansados de verme por los bastidores, observando cortes, costuras, tocando tejidos, preguntando y dando opiniones, he tenido el gran placer de haber sido invitada a formar parte del jurado.

La tarea no es fácil pero me encanta. Decidir quien entra y quien sale es difícil. Sabemos que todos los que han enviado sus trabajos tienen la ilusión de ser escogidos y de poder mostrar su colección. Pero en ese mundo, como en cualquier otro mundo profesional, no vivimos solo de la ilusión. Hay que trabajar duro y superarse cada día.

Sigo insistiendo, aún bajo el peligro de que me llamen cansina, que la formación de calidad es importante. Para todos los que han enviado solicitudes de participación en el concurso, así como para todos los que quieren trabajar como diseñadores de moda, repito lo que digo a mis alumnos: haz algo en lo que puedas destacar, algo que te guste mucho y en lo que seas muy bueno.

¿Estás seguro que lo tuyo es el diseño de moda? Bien. En el diseño de moda cabe el arte, la artesanía, la arquitectura, la tecnología, la naturaleza... Déjate inspirar, sé creativo, juega con tus límites, desarrolla tus capacidades. Haz, siempre, lo mejor que puedas. Aprende siempre. Si no sabes como expresar tus ideas dibujando, estudia y practica hasta que puedas. Dibuja todos los días hasta que consigas expresar lo que quieres. Y si no puedes, no desistas, pero busca a alguien bueno que lo haga por ti. Gabrielle Chanel no sabía coser. Pero sabía lo que quería y tenía a las mejores costureras trabajando para ella. Lo importante es que el resultado final de tus esfuerzos sea, siempre, un conjunto coherente y, lo más importante, impecable.

Mira el trabajo de los demás. Compara. ¿Qué puedes aprender de ellos? Aprende siempre a mirar las cosas bajo distintos puntos de vista. Pregúntate siempre a ti mismo porqué determinadas cosas te gustan y porqué otras no. Aprende de ambas respuestas. Nunca olvides que el diablo está en los detalles. Los acabados de tu ropa, de tus presentaciones y de todo tu trabajo son importantísimos. Ellos demuestran la importancia que tiene tu trabajo para ti y la que tendrá para los demás.

Es muy gratificante ver que hay gente buena intentando luchar por sus sueños y que quiere hacer de la moda su profesión. Fueron veintiséis los inscritos y las solicitudes venían de todas partes del país. Según nos informaron, muchos más han llegado después de cerrado el plazo de inscripción o han llegado incompletos. A los que no fueron seleccionados les invito a que reflexionen y que sigan trabajando. Si eso es lo que quieren, no desistan. Empiecen desde ya a preparar el proyecto para la VII edición.

Si puedo decir algo a los finalistas, es que trabajen duro. Den lo mejor de si mismos y un poco más. Cuenten con ayuda, búsquense la vida para llevar a la pasarela aquello que vosotros creéis que es lo mejor de vosotros mismos. Busquen consejo de profesionales que os puedan aclarar dudas sobre vuestra colección, busquen patrocinadores que os ayuden con los tejidos, con los accesorios. Hagan de su desfile la tarjeta de visita que os abrirá las puertas de muchas nuevas oportunidades. No es momento para miedos, dudas o inseguridades. Es momento de abrir camino y mostrar que no nos equivocamos al escoger vuestros trabajos. La suerte está lanzada. Lo único que espero es que los cinco finalistas nos lo pongan muy, pero que muy difícil escoger al mejor.