Cultura y Espectáculos

Teatro de "bancarrota"

Reymala representa hoy, en el Leal "Las bodas del capitán", una comedia concebida a partir de un texto de Lope de Vega.
J.Dávila
28/feb/14 1:32 AM
Edición impresa

J.Dávila

Dicen que este montaje se ha planificado en unas circunstancias que no distan mucho de las que existían en el Siglo de Oro, con un país en bancarrota y unos actores que tienen que multiplicar sus papeles en un escenario. La compañía Reymala representa hoy, a partir de las 21:00 horas, "Las bodas del Capitán" en el teatro Leal de La Laguna.

Ana Reig, Daniel Tapia y Miguel Ángel Batista dan vida a los diez personajes que el director italiano Adriano Iurissevich ha introducido en una trama que está inspirada en "La discreta enamorada" de Lope de Vega. La propuesta de Reymala, de una hora y cuarto de duración, ha sido adaptada por el dramaturgo Sergio Adillo.

"Las bodas del Capitán", montaje que en abril de 2014 formará parte del programa de las Jornadas de Teatro del Siglo de Oro de Almería, recibió el Premio Réplica del Público de las Artes Escénicas de Canarias 2013, algo que no es una novedad en el historial de la compañía lagunera: Reymala ya triunfó en los Réplica con "La reunión de los zanni" (tres), que además conquistó dos galardones en el Festival de Teatro de Oropesa, y con "Noche de bufones" (2), que además recibió una nominación a los MAX Revelación 2013. "Nosotros no pensamos en los premios cuando planificamos un montaje, sino en los niveles de calidad que le podemos imprimir a una obra y en los espectadores que van a acudir al teatro", asegura Miguel Ángel Batista, quien comparte con Daniel Tapia las funciones de producción en Reymala.

"La presión de querer hacerlo bien siempre está en todo lo que planifica Reymala, pero es verdad que después del primer montaje ("La reunión de los zannis") nos dio una especie de vértigo creativo por la enorme trascendencia que tuvo esa obra", dice Batista. "La presión nos la ponemos nosotros y no solo por la gente que va habitualmente al teatro, sino por los que sienten esa primera curiosidad de acercarse a un género que ofrece muchísimas sensaciones a los espectadores", puntualizando que "eso no significa que no sintamos algo especial cada vez que uno de nuestros trabajos recibe un premio, puesto que supone el reconocimiento público a un trabajo bien hecho".

Respecto a los patrones escénicos que ha seguido Reymala desde su creación, en el año 2008, uno de sus propietarios apunta que "tenemos tres proyectos grandes que encajan en lo que es la comedia del arte o bufón clásico y un espectáculo algo más chiquitito de clown. La comedia del arte nos permite volcar en una sola obra los conceptos que hemos asimilado dentro de la música, la danza, la acrobacia, la pantomima. En cualquier caso, no solamente introducimos una dramaturgia del teatro clásico, sino que buscamos llegar a nuevos públicos y ver qué ocurre en los giros que incluimos, por ejemplo, en títulos como Las bodas del Capitán", reitera uno de los tres intérpretes de la obra que esta noche se representa en el Leal.

Una de las directrices que hoy se expondrán al público en cuanto tome asiento en el espacio cultural lagunero tiene que ver con las "dificultades económicas" que hay que sortear para hacer una función de teatro. "En esta obra hay tres actores y diez papeles, es decir, que cada intérprete triplica sus apariciones o incluso alguno de ellos tiene que dar vida a cuatro personajes. Eso es todo un reto, pero no es menos cierto de que de un problema hemos hecho una virtud... Está claro que en una situación de bancarrota no nos podemos permitir el lujo de contratar a ocho actores", matiza Miguel Ángel.

Tanto Daniel Tapia como Miguel Ángel Batista consideran vital la sostenibilidad de sus apuestas teatrales. "En Reymala solo se afrontan proyectos viables; montajes en los que se pagan todos los servicios contratados", precisa Batista en relación a la labor que desarrollan actores, diseñadores, maquilladores maquinistas o las personas encargadas de dirigir sus propuestas.

Una prueba de los controles de calidad que se buscan en Reymala cada vez que se piensa un espectáculo gira en torno al director veneciano Adriano Iurissevich, que ha desarrollado los proyectos "La reunión de los zanni" y "Las bodas del Capitán".

Respecto al pulso actual de las artes escénicas canarias, Batista considera que "la situación sí que ha mejorado algo en los últimos años, pero aún hace falta que la empresa privada invierta en cultura y cerrar un gran pacto a nivel regional".

"Hasta ahora el mundo de la cultura ha dependido en gran medida de las subvenciones que llegaban de la administración pública, y eso significa que los pagos siempre se realizan con retraso", avanza en referencia a la entrada de capital privado en el mundo de las artes escénicas y, sobre todo, la creación de un pacto artísticos con una mesa de negociación en la que estén los representantes políticos, empresarios, gestores culturales, actores, profesionales vinculados con los montajes...", enumera Batista.

Mientras se cuece este acuerdo, hoy los que acudan al teatro Leal tendrá la oportunidad de ver las intrigas de un capitán que desea casarse con Rosaura, enamorada de Lucindo, el hijo de aquel, de quien a su vez se enamora Pantalona, la madre de Rosaura. ¡Un "culebrón" con tintes clásicos!