Santa Cruz de Tenerife
LO ÚLTIMO:
Muere al caer 15 metros tras derrumbarse el techo de un cuarto en un garaje en Tenerife leer

"Esta es una película que tiene toques de fábula y de suspense"

Las calles de Güímar se convertirán durante seis días en el escenario del rodaje de una secuencia importante de "Don't grow up", una coproducción dirigida por Thierry Poiraud.
Raúl Gorroño, S/C de Tenerife
20/mar/14 1:41 AM
Edición impresa

Un momento del rodaje este miércoles./ CEDIDA

Algunas de las calles principales de Güímar se han convertido desde ayer en el plató del rodaje de algunas de las escenas nocturnas principales de la película "Don't grow up", un filme de ficción lleno de suspense que se desarrollará en varios enclaves de Tenerife.

Esta coproducción hispanofrancesa, dirigida por el realizador galo Thierry Poiraud, comenzó su andadura la semana pasada en La Laguna, según el director de producción Jofre Farré. "Empezamos en Güímar la segunda semana de rodaje, la primera fue en La Laguna. Ahora nos quedan cuatro semanas, luego vamos a estar en decorados naturales del Parque Nacional del Teide, por Santa Cruz de Tenerife y algún lugar más".

Este filme, que se espera estrenar en 2015, "si todo sale bien sería en el próximo Berlinale", no es una película de terror, aunque tiene algunos elementos de este género, ni violenta, aunque incluye algunas escenas de acción. "Esta película es un cuento. Es una película que tiene toques de fábula más bien oscura, pero poética, y de suspense. Se la podía considerar de género, pero no quisiera hablar de terror, sino de relación de personajes. Es una drama de suspense, una pura ficción", matizó Farré.

La historia que se narra en "Don't grow up" tiene como protagonista a un grupo de jóvenes delincuentes que están internados en un centro para menores situado en una isla misteriosa. "La aparición de un extraño virus que solo afecta a los adultos, a los que convierte en asesinos despiadados, hace que los adolescentes deban afrontar una huida permanente para salvar sus vidas".

El argumento coloca a los adolescentes en una situación de libertad y sin vigilancia, porque el educador responsable de su supervisión ha desaparecido. "Una gran tormenta de nieve cae sobre el lugar. Los adolescentes se creen libres de su prisión dirigida por adultos, no hay nadie allí ni nadie de sus familias los espera fuera. De repente, son atacados por su educador y lo matan accidentalmente. Se creen culpables del accidente y deciden huir, sin saber que en la isla todos los adultos han sido infectados por un extraño virus.

Los adolescentes tendrán que sobrevivir en un mundo hostil lleno de adultos que tendrían que protegerlos, pero, en cambio, están tratando de matarlos. El virus solo afecta a las personas adultas, los vuelve locos y asesinos. Los adolescentes deben crecer para sobrevivir, pero crecer es igual a infectarse", resume en guión.

Los protagonistas de la película son el madrileño Fergus Riordan, coprotagonista de "Ghost Rider 2" (junto a Nicholas Cage) y "I wanna be a soldier", además del británico McKell David, que trabajó en la premiada "Sundance My brother the devil" y en la serie "Black Mirror", o el también inglés Darren Evans, que ha participado en "El Quinto Poder" o la nominada a los BAFTA "Submarine".

"Don't grow up", que se rueda en inglés, aunque cada país lo subtitulará según quien lo distribuya, cuenta en sus filas con la presencia de actores canarios. "Hay veinte actores canarios y ciento cincuenta figurantes que son de Canarias. No son nombres muy destacados, pero nos ha gustado tener actores de aquí. Hicimos un casting y, personalmente, no conocía a ninguno, pero son estupendos. Tienen edades comprendidas entre los 16 y los 24 años".

La grabación del filme cuenta con un amplio equipo internacional, procedente de Francia, Alemania y Reino Unido. Produce la canaria Inti Entertainment, junto con la francesa Noodles Production y la española Arcadia Motion Pictures, esta última responsable de éxitos como "Blancanieves" o "Blackthorn".

Con respecto a la elección de Tenerife como escenario central para el rodaje de este largometraje, Farré comentó que "la verdad es que Tenerife nos ofrece decorados que son fantásticos. Básicamente hemos encontrado aquí todo lo que necesitábamos. La verdad es que hay unas condiciones que facilitan mucho el rodaje. Hay muchos que vienen aquí por ello y el Cabildo colabora mucho en ello".