Santa Cruz de Tenerife
NAELA CANTANTE, COMPOSITORA Y PRODUCTORA

"En Colombia no se paró todo después de Shakira"

Jorge Dávila, Santa Cruz de Tenerife
12/may/14 0:52 AM
Edición impresa

Su rostro delata una adolescencia aún por madurar que se transforma por arte de magia en una seguridad apabullante cuando le toca dar respuesta a cuestiones vinculadas con su música, con sus sueños artísticos, con su promoción en territorio español... "Mi carrera aún está por hacer, pero siempre consigo todo lo que me propongo", señala Naela, cantante, compositora y productora colombiana, en su primera visita a la capital tinerfeña. El próximo verano volverá para ofrecer un concierto y presentar las canciones de "Imparable" (2014), el álbum que ha convertido a esta joven intérprete nacida en Bogotá (1990) en una opción que moviliza a millones de usuarios en las redes sociales. "En mi país no se paró todo después de Shakira... Hay vida para las otras cantantes que estamos intentando triunfar con todas nuestras fuerzas", asegura la que ya califican como la "princesa" del pop colombiano.

¿Qué espera lograr en su primera gran promoción en España?

Quiero apuntar a lo máximo; esa es la única fórmula que conozco para hacer realidad mis sueños... El año pasado ya hubo un pequeño acercamiento -fue telonera de Carlos Vives- y la verdad es que me fue bastante bien, pero en esta ocasión vengo sola. Aquí hay que tocar muchas puertas para que te hagan caso, pero eso es lógico en un lugar en el que existe tanto talento.

¿Ya sabe que Canarias es una plaza favorable para los intérpretes latinos?

Sí, lo sé (sonríe)... Todos me repiten que Canarias es un mercado que debo conquistar en España sí o sí. Eso es algo que ya me he propuesto para el próximo verano. La gente que se mueve en el negocio de la música tiene claro que estas islas son un enclave estratégico para todo los sonidos que se hacen en Sudamérica. Esto es un proceso largo, pero no me asusta lo que intuyo en mi futuro artístico porque hasta el momento todo se está desarrollando mejor de lo esperado.

¿Cómo espera ser recibida por estas coordenadas atlánticas?

Eso es algo que se verá en el mes de julio, pero yo estoy convencida de mi talento. He estudiado desde los ocho años para llegar hasta aquí y no pienso malgastar una oportunidad de esta dimensión. Estoy preparada para iniciar esta carrera y firme en mi deseo de conquistar al público español. Los límites los pone la mente; hay que vencer los miedos y temores que nos creamos. El nombre de este álbum no es casualidad; me considero una mujer imparable y luchadora. En ese sentido, en los últimos cinco años he logrado culminar con éxito todas las metas que me puse para potenciar mi profesión.

¿Y una joven intérprete no se siente insegura por el momento que vive la industria del disco?

Yo vivo al cien por cien todo lo que hago, pero es verdad que eso es lo más triste... No miento si digo que me hubiera gustado formar parte de la industria discográfica esplendorosa que existía antes de que yo naciera, pero eso ya pasó. Eso sí, yo soy de las que quiere tener entre sus manos el último álbum de Beyoncé, Pink o Alicia Keys. Me gusta tocar un disco y leer sus créditos. Sé que las ventas "online" no generan ingresos, pero la red es como un gran escaparate.

Internet es un elemento esencial para fortalecer el vínculo entre los artistas y sus fans, ¿no?

Es una herramienta necesaria, aunque en ocasiones te encuentres con personas como un seguidor que tengo en Chile que lo sabe todo sobre mí... Esto es algo que me asusta, pero con lo que tengo que convivir. ¡Dios mío, y eso que todavía no hemos coincidido!

¿Lo de experimentar con varios géneros musicales es porque aún está definiendo su estilo?

Mi música es en clave de pop, lo otro son experiencias en las que entro y salgo sin abandonar la idea de que lo mío es el pop. El riesgo es algo que forma parte de mi condición de artista y debe ser mi gran apuesta. Yo hago música y eso es arte. Si un día me apetece cantar una ranchera lo haré, pero tengo bien definido el punto de partida de mis composiciones.

¿Naela es la prueba de que en su país hay algo más que Shakira?

Seguro... Y se lo digo mirándolo a los ojos (sonríe). En Colombia no se paró todo después de Shakira. Ella, Juanes o Carlos Vives son unos referentes para el mundo entero y es muy lindo ver cómo han sabido vender la imagen de mi país a través de la música, pero mi historia es otra. Mi carrera está aún por hacer, pero siempre consigo todo lo que me propongo. Yo no renuncio a ser más importante que ellos porque estoy convencida de que mi música puede ser igual de trascendente. Me gustaría que cuando me vaya al otro lado digan que existió alguien llamada Naela.