Cultura y Espectáculos
LO ÚLTIMO:
Hallan el cadáver de una mujer en los alrededores de El Campillo (Huelva) leer

"Guarapo refleja nuestra cultura e identidad, nuestra forma de pensar"

El primer largometraje de los hermanos Ríos se estrenó hace ya 25 años, motivo por el que el Cabildo de La Gomera ofrecerá un homenaje a los realizadores y actores de este filme.
Raúl Gorroño, S/C de Tenerife
18/may/14 1:23 AM
Edición impresa

Hace ya veinticinco años que los hermanos Ríos materializaron su principal aspiración como cineastas, el estreno de su primer largometraje, "Guarapo", el 19 de mayo de 1989. Por este motivo, el Cabildo de La Gomera, donde transcurre la película, ha organizado para mañana, lunes, un homenaje a los realizadores y actores que hicieron posible esta producción, un referente en la historia del cine de Canarias.

El Auditorio Infanta Cristina de la capital gomera será el escenario en el que se proyectará "Guarapo", con entrada libre , y en donde se celebrará una mesa redonda en la que intervendrán los hermanos Ríos. También estarán presentes la actriz principal, Patricia Adriani y otros actores que intervinieron en la cinta como Juan José Parrilla, Manuel Rodríguez, Ernesto Galván o Yamil Omar. Faltarán dos de los actores principales, ya fallecidos, el canario Luis Suárez (Guarapo) y Juan Luis Gallardo (cacique).

Teodoro Ríos, que dirigió la película junto a su hermano Santiago, recuerda con satisfacción aquella época en la que se aventuraron a realizar su primer largometraje. "Nos iniciamos en el cine amateur hasta que montamos una productora en la que empezamos a hacer cine publicitario y documentales, pero nuestra afán era rodar largos. Queríamos contar historias propias, nuestras", recordó.

Aquella ilusión dio su primer paso cuando estaban rodando documentales turísticos de todas las islas, algunos de ellos premiados, y recalaron en La Gomera. "Recuerdo que en La Gomera dimos con la historia. Estábamos tomando guarapo con almogrote en Hermigua, con Virgilio Brito, cuando empezamos a darle vueltas a esa historia, en la que un señor quería conseguir una nueva vida fuera de aquí y tuvo que embarcar clandestinamente, porque en aquellos años, la postguerra, no estaban permitidos los viajes. Ahí empezamos a darle vueltas a la historia que luego se convirtió en Guarapo".

Aquel proyecto tardó casi una década en materializarse, por falta de medios económicos, de equipos de rodaje y de actores. "Aquí no había cine propio. Conseguimos ayudas, incluso del Ministerio de Cultura, para montar nuestro primer largo con mucha ilusión, como el propio equipo que vino de la Península. Con actores de aquí, que hacían teatro, y trajimos profesionales, como el propio Juan Luis Gallardo, o el canario Luis Suárez, ambos fallecidos, y a los que se va a recordar mañana en La Gomera, o Patricia Adriani, que vendrá al homenaje", relata este veterano cineasta tinerfeño.

Varios aspectos importantes de la historia contemporánea de Canarias confluyen en "Guarapo", la emigración ilegal de muchos canarios hacia tierras americanas, el caciquismo imperante en las Islas durante la postguerra y la represión franquista que se cebó en muchas familias isleñas con ideas más progresistas.

"Guarapo es todo ficción pero, indudablemente, está basada en mil historias reales de emigrantes, y de la propia experiencia de mi familia, que también lo fueron. Mi abuelo y mi padre fueron a Cuba, y por parte de mi madre a Argentina. Luego las historias escuchadas en casa y las escuchadas a otros, ¿qué canario no tiene un pariente relacionado con este asunto?, nos llevó, poco a poco, a ir creando esos personajes, todos de ficción, pero el cacique con unas determinadas características estaba aquí, el agricultor de la platanera...".

En este sentido, Teodoro Ríos matizó que "cuando esta guión estaba circulando por las Islas, algunos de Televisión Española en Canarias se rieron y dijeron: mira lo que va a hacer esta gente. La película se va basar en un trabajador de las plataneras, a quién se le ocurre eso. Ya ves. Es tan digna y humana de ser contada la historia de un señor que trabaja en las plataneras, que la de cualquier otra. Pues él lucha por un amor, aunque está por medio un cacique, se junta la historia de la emigración. Eso refleja toda una época y unas ilusiones que siempre hemos tenido los canarios. Siempre mirando hacia América".

El fenómeno de la inmigración es una realidad muy presente todavía en la actualidad para este cineasta, ya que sólo hay que remitirse a las pateras que llegan a Canarias, el caso de Lampedusa, o Melilla.

"Lamentablemente la gente sigue necesitando buscarse la vida, y el canario, una vez más, se fue a buscar fuera lo que no le daba su tierra, y eso sigue vigente. La película no se ha quedado vieja en absoluto".

También tiene muy claro que la trama de su primer largometraje, que obtuvo una mención especial del jurado en el Festival de Cine Iberoamericano de Huelva (1988) y fue nominada a la mejor dirección novel en los Premios Goya (1989), refleja la realidad de Canarias. "Guarapo lo que refleja realmente es nuestra cultura e identidad, nuestra forma de pensar y de ser. Como enfocamos nosotros los conflictos. Esos personajes, como es un señor que sufrió toda la vida aquí y llega el cacique y tiene que bajar la cabeza, y el cacique le humilla. Es que es como era. Ahí ponemos, efectivamente, el trasfondo de nuestra identidad, de nuestra forma de ser. Y al darle valor a esa historia entras en la autoestima del canario, de personas propias".

El cariño y el amor que los hermanos Ríos y los participantes en esta emblemática película pusieron en "Guarapo" son evidentes, aunque les hubiera gustado hacer una segunda parte, cuando Guarapo ((Luis Suárez) llega a Venezuela.

"Es una película hecha con mucho cariño y amor. No hay nada falso, ni artificio. Está hecha con sinceridad, con sentimiento. Se habló de hacer una segunda parte, pero tal como está el cine en Canarias. Nos costó diez años hacer la segunda, Mambí, aunque la que nos hubiera gustado rodar era San Antonio de Texas, y no pudimos por falta de presupuesto. También estuvimos barajando la segunda parte de Guarapo, cuando llega a Venezuela, pero tampoco pudo ser".

"Lo que sí vamos a hacer -añadió- es editar en un pack el guión y las tres películas, Guarapo, Mambí y El vuelo del Guirre", que se va a titular Isleños, la película que nunca hicimos. La situación económica está como está. Que la gente disfrute de la historia de ficción que hemos montado a partir de los numerosos datos históricos que hemos reunido de San Antonio de Texas durante más de veinte años".

Se estrenó el 19 de mayo de 1989 y fue nominada en el apartado de Mejor Dirección Novel a los Premios Goya.

Teodoro Ríos

director, junto a santiago ríos, de la película "Guarapo"