Santa Cruz de Tenerife
EEUU / CINE

X-Men prepara una tormenta en la taquilla

Los Ángeles (EE.UU.), EFE
22/may/14 19:25 PM
eldia.es

Los actores, el británico Patrick Stewart (i) y el escocés James McAvoy (d)./Sebastião Moreira (EFE)

La nueva entrega de los "X-Men", denominada "Days of Future Past", llega mañana a los cines estadounidenses entre estimaciones de una recaudación superior a los 100 millones de dólares (73 millones de euros) en este fin de semana festivo del Día de los Caídos.

Dirigida por Bryan Singer, la cinta de superhéroes con viajes en el tiempo está protagonizada por Wolverine (Hugh Jackman), que se ve obligado a trasladarse al pasado para cambiar unos acontecimientos que derivarán en la aniquilación tanto de la raza humana como de los mutantes.

En su misión, debe convencer a Charles Xavier (James McAvoy) y Erik Lehnsherr (Michael Fassbender) de superar su férrea rivalidad para lograr el objetivo. El reparto lo completan Jennifer Lawrence, Peter Dinklage, Nicholas Hoult y Ellen Page.

El otro gran estreno llega de la mano de Adam Sandler y Drew Barrymore en la comedia romántica "Juntos y revueltos", donde un padre de tres hijas recientemente enviudado y una madre divorciada con dos hijos entablan una relación tras una primera cita a ciegas desastrosa.

Las chispas surgen cuando menos se lo esperan, abocados a pasar una semana de vacaciones en Sudáfrica. Se trata de la tercera colaboración de esta pareja cinematográfica tras "El chico ideal" y "50 primeras citas.

Además, llegan a las salas la independiente "Cold in July" y la comedia "The Angriest Man in Brooklyn".

"Cold in July", de Jim Mickle, sitúa a Michael C. Hall, protagonista de la serie "Dexter", como un hombre que se convierte de forma inesperada en un héroe que debe hacer frente a los criminales de un pequeño pueblo.

En el elenco aparecen Sam Shepard, Don Johnson y Vinessa Shaw.

Por su parte "The Angriest Man in Brooklyn" es un vehículo para el lucimiento de Robin Williams, cuyo personaje recibe un diagnóstico erróneo de que le quedan 90 minutos de vida, lo que provoca que trate de reconciliarse con su esposa y sus familiares más allegados.

La cinta la dirige Phil Alden Robinson ("Campo de sueños").