Santa Cruz de Tenerife

"La idea es que el museo se integre en la red del Cabildo de Tenerife"

La Fonda Medina de Güímar acogerá hasta el 2 de julio el largo centenar de obras plásticas y literarias que conforman la singular exposición "El arte en la ínsula de Don Quijote".
Raúl Gorroño, S/C de Tenerife
12/jun/14 1:24 AM
Edición impresa

Un aspecto de la exposición de las obras de arte donadas./CEDIDA

Mientras en la iglesia de las Trinitarias de Madrid un equipo de investigadores trata de localizar los restos de Miguel de Cervantes, en Güímar se inaugura hoy, en la Fonda Medina, una exposición temporal con las obras plásticas y literarias inspiradas en las universales andanzas de "Don Quijote de la Mancha", que fueron donadas por artistas y escritores canarios, peninsulares y extranjeros para formar parte del Museo El Quijote en el Mundo existente en el IES Acaymo de la localidad tinerfeña.

La muestra "El arte en la ínsula de Don Quijote", que permanecerá abierta al público hasta el 2 de julio, está formada por setenta y una obras plásticas, entre pinturas, esculturas, fotografías y vídeos, y cuarenta textos literarios que se han distribuido en cuatro salas del referido edificio histórico güimarero.

El director del Museo El Quijote en el Mundo, José Felipe García, que es miembro del comité organizador de la iniciativa que ha derivado en esta muestra, junto a los artistas Andrés Delgado, ideólogo del proyecto, y Luis Alberto Hernández, y la concejal de Cultura, Loly Rodríguez, explicó que la exposición que se inaugura hoy es como la presentación en sociedad de la colección donada por más de un centenar de autores entre artistas y escritores, material que en septiembre pasará a complementar la colección de ejemplares del Quijote depositados en el IES Mencey Acaymo.

También comentó que "se seguirán acogiendo las nuevas obras que se donen, pero habrá un comité de selección, el mismo que integra la comisión organizadora, para mantener la filosofía de la colección del museo, que sea a través de la figura de Don Quijote".

Con respecto al futuro del Museo y el mantenimiento de las obras en condiciones, destacó que "ahora mismo no es la mayor dificultad, porque pertenece a la consejería de Educación. Lo que ocurre es que sí estamos solicitando que sea reconocido como museo desde el punto de vista jurídico y que entre en la red de museos públicos de Canarias. La idea es que el Museo El Quijote en el Mundo se integre en la red del Cabildo de Tenerife, con unos estatutos propios y su propia directiva. El Consejo Escolar del Instituto ya aprobó esa solicitud y el pleno del Ayuntamiento de Güímar lo aprobó la semana pasada para tramitarlo en esa misma línea. Digamos que estamos empezando los trámites para ser reconocidos".

García es consciente de que habrá que habilitar una espacio en condiciones para acoger la obra plástica en el Acaymo. "La parte del museo que tenemos para conservar el papel ha tenido que ser habilitada con unas condiciones determinadas, lo mismo que el tema de los focos y otros detalles técnicos. La colección plástica irá en lo que era la antigua vivienda del subalterno, donde se va a hacer un pasillo de conexión con un muro de material ignífugo para aprovecharlo al máximo".

Con respecto a la organización de nuevas campañas para ampliar la colección, confesó que "estamos meditando si hacer algo el año que viene, con motivo del cuarto centenario de la publicación de la segunda parte del Quijote, o bien en el año 2016, con el cuarto centenario de la muerte de Cervantes".

La iniciativa de promover la exposición "El arte en la ínsula de Don Quijote" ha sido aplaudida por diversas instituciones regionales y nacionales, entre las que destaca la Asociación de Cervantistas, cuyo presidente, José Manuel Lucías Megías, envió su "más calurosa felicitación por las iniciativas que están llevando a cabo y que colocan a las Islas Canarias en un referente del cervantismo mundial".