Cultura y Espectáculos

Tabares hace reflexionar a Armstrong en La Palma

El dramaturgo palmero Antonio Tabares participa en la obra "El mar y las estrellas (el viaje)", que se representará este sábado, en el teatro Guimerá de Santa Cruz, de la mano de la compañía 2RC Teatro.
Raúl Gorroño, S/C de Tenerife
29/oct/15 1:19 AM
Edición impresa
Tabares hace reflexionar a Armstrong en La Palma

Raúl Gorroño, S/C de Tenerife

"El mar y las estrellas (el viaje)", que se representará el próximo sábado, 31 de octubre, en el teatro Guimerá de Santa Cruz, es una propuesta escénica repleta de talentos. Los textos han sido escritos por tres autores canarios con gran proyección, Antonio Tabares (S/C de La Palma, 1973), José Padilla (S/C de Tenerife, 1976) e Irma Correa (Las Palmas de Gran Canaria, 1975).

La dirección de esta coproducción de los teatros Guimerá, Cuyás y Circo de Marte ha corrido a cargo de Rafael Rodríguez, promotor del proyecto, y la dramaturgia ha sido realizada por el premio nacional de Literatura Dramática José Ramón Fernández, mientras que la representación del montaje lo lleva a cabo 2RC Teatro, de la mano de los actores Mingo Ruano, Romina R. Medina y José Luis Massó.

Este proyecto de desarrollo y fomento de la autoría teatral "Canarias escribe teatro, nuevas voces", de 2RC Teatro, eligió a los tres autores citados para que escribieran un texto cada uno con claras referencias a Canarias y la visión del mundo desde el Archipiélago. Tras establecer la estructura de un viaje, Tabares eligió a Neil Armstrong y su visita a La Palma en 2011 (la llegada), Padilla a Agatha Christie y su estancia en Las Palmas en 1927 (la estancia) y Correa a Miguel de Unamuno en su exilio de Fuerteventura en 1924 (la despedida).

El dramaturgo palmero Antonio Tabares se mostró muy satisfecho con este trabajo en el que contribuye con su visión de un "visitante ilustre" a su isla natal. "En mi caso me sentí atraído por la figura de Neil Armstrong, porque su visita fue reciente y porque acababa de morir en 2012. Cuando surgió el tema de la obra me pareció atrayente que el hombre que más lejos ha viajado desde la Tierra viniera a un sitio pequeño como La Palma, donde está uno de los observatorios de astrofísica más importantes del mundo".

Tras una ardua labor de documentación para conocer al personaje que eligió y entrevistarse con algunas de las personas que tuvieron contacto directo durante su visita a La Palma con el primer ser humano que pisó la luna, escribió un texto en el que quiso ser fiel al individuo real que intentó retratar, a pesar de ser una obra de ficción.

"Traté de acercarme lo máximo posible al personaje y fantaseando con lo que podía haber sido su encuentro con alguien que representa todo lo contrario, muy ligado a la Tierra, a un pequeño lugar. En este caso, a una guía turística que sale muy poco de la Isla. Se encuentran esas dos visiones o maneras de entender la vida. La de Armstrong, ya octogenario y por desgracia muy cerca de la muerte, y la de una chica joven que tiene ciertos miedos a la hora de salir más allá de ese horizonte que siempre nos condiciona a los isleños. A partir de ahí desarrollo un encuentro ficticio, pero que pudo haber ocurrido".

Al parecer, el diálogo entre ambos personajes se desarrolla durante la noche, en el Roque de los Muchachos y su peculiar cielo estrellado. "Él está en el centro de visitantes y se produce un encuentro casual que da pie a que en un momento determinado salgan a ver el universo y hablen. Armstrong hace un repaso de su vida y lo que significó el viaje a la Luna y ella se siente entusiasmada por todo lo que él plantea de ir más allá y, a su vez, él también se siente removido por este encuentro inesperado. Es un poco ese enfrentamiento".

El texto que elaboró Tabares para este ambicioso proyecto escénico, que ya se ha estrenado en el teatro Cuyás de Las Palmas y en el teatro Circo Marte de Santa Cruz de La Palma, plantea reflexiones en cierto modo existenciales sobre el sentido de la vida y de sus pasos en la misma.

"En un momento determinado Armstrong le plantea que por qué no se va de la Isla, por qué esos miedos, y ella le dice que lo que no va a encontrar aquí no va a ser capaz de encontrarlo en ningún lugar del mundo. Un poco la idea esa de que, al final, viajemos muy lejos o nos quedemos en el mismo lugar, uno tiene que ser. El descubrimiento más importante es el que está en uno mismo".

El dramaturgo palmero aclaró que el cordón umbilical de los tres textos es que "contraponen el personaje mundialmente conocido, famoso, que ha viajado por todo el mundo, y que quizás carece de intimidad de cara a la opinión pública, con el isleño anónimo que se ve cuestionado por esa persona que llega de fuera. Ese es el leitmotiv, la condición insular contrapuesta al que viene de fuera".

Tabares se mostró muy complacido con esta experiencia teatral con todos los implicados en el proyecto. "La oportunidad de trabajar los tres juntos me parece un regalo que nos brinda 2RC. Lo ideal es que hubiésemos estado los tres juntos en el mismo lugar y haber podido desarrollar una misma historia los tres buscando otra fórmula, pero estando ellos dos en Madrid y yo en La Palma era más complicado. Aunque sí es verdad que tuvimos varios encuentros previos y durante el desarrollo del proceso para coordinarnos con José Ramón Hernández".