Cultura y Espectáculos

La música etno-futurista de Tupperwear

El dúo tinerfeño formado por Mladen Kurajica y Daniel García presentó su último disco, "Mokele Mbembe", editado por el sello Keroxen.
Raúl Gorroño
19/sep/17 5:55 AM
Edición impresa
La música etno-futurista de Tupperwear

Raúl Gorroño

S us variados sonidos pertenecen al amplio universo de la música electrónica, una forma muy particular de entenderla que ha derivado en el sello Tupperwear, dúo tinerfeño formado por Mladen Kurajica (Bosnia, 1978) y Daniel García (los Realejos, 1974). El pasado viernes presentaron, en el Espacio Guimerá de Santa Cruz, algunos de los temas de su último disco, además de otros nuevos gestados a partir de las grabaciones ambientales que realizaron en su reciente viaje por Indochina, Camboya y Vietnam, entre otros países.

"Mokele Mbembe", editado por Keroxen, incluye once cortes de música electrónica etno-futurista con ciertos aires tropicales. El diseño de la portada ha sido realizado por Lasal aka Arístides, excomponente del grupo que actualmente vive en Berlín, que se encarga de los recursos audiovisuales cuando colabora con ellos en sus directos.

Daniel García, que al igual que Kurajica desarrolla también sus inquietudes musicales en formaciones como Saletile y GAF y la Estrella de la Muerte, explicó que su último registro "es un vinilo con once temas en los que el denominador común es que tiran hacia lo exótico y lo tropical, pero desde una perspectiva más conceptual. No estamos haciendo salsa ni merengue, sino que hay rastros rítmicos africanos y americanos pero desde una perspectiva en la que vamos buscando sonidos hipnóticos, antiguos, con percusiones repetitivas que crean una especie de trance, y con texturas graves potentes. Hay temas muy variados con muchos cambios rítmicos. Es una amalgama".

El proceso creativo en el que se sumerge Tupperwear a la hora de crear sus temas, tanto en el estudio como en directo, echa mano de muchos de los "ruidos" que surgen en su entorno, desde la lluvia, las olas, el croar de las ranas, o el de una moto que se pierde en la distancia, hasta los que ejecutan a tiempo real con instrumentos de juguete, como un sonajero, una armónica, unas campanillas, una pandereta o un bidón de plástico u otro material, o con guitarra eléctrica. También han utilizado, en alguna ocasión, referentes canarios como los producidos por el tambor o las chácaras, sonidos ancestrales de La Gomera y El Hierro, fundamentalmente.

Todo sirve para experimentar y originar texturas, ruidos, polirritmias, capas y efectos que procesan en el ordenador y con sintetizadores. "Siempre hemos buscado sonidos afinados, que tienen percusión pero a la vez notas".

Daniel García comparte con otros creadores su inclinación por la música cinematográfica, las bandas de películas, y por la improvisación, sobre todo en los conciertos en directo. Las propuestas de Tupperwear invitan al oyente a compartir un viaje mental, cada uno el suyo según su sensibilidad y los recursos visuales que utilicen, a evadirse de la realidad presente.

García no se atreve a definir el estilo que practican dentro de la electrónica, una mezcla de bass music, experimental, dub, hip hop abstracto, noise, idm y ambient. Casi nada. La exploración sensorial en la que se embarcan les otorga la capacidad de crear atmósferas musicales que les ha llevado a difundir su trabajo entre el público de Japón, donde volverán el próximo año a su capital, China, México, Perú, Ecuador, Holanda...

El disco "Mokele Mbembe" es el cuatro registro de Tupperwear. Este vinilo incluye once temas marcados por una experimentación sonora con ciertos aires tropicales.