Santa Cruz de Tenerife

Claribel Alegría dice que sólo puede expresar lo que siente con la poesía

Madrid, EFE
14/nov/17 13:27 PM
eldia.es

La poeta nicaragüense Claribel Alegría, de 93 años, posa esta mañana en el Palacio Real de Madrid./ZIPI (EFE)

Siete décadas dedicada a la escritura y una producción de más de veinte libros acumula la nicaragüense Claribel Alegría, de 93 años, que hoy recibirá el Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana por el conjunto de su obra poética, el único género con el que, dice, puede expresar lo que siente.

Su pasión es la poesía, ha asegurado hoy Claribel Alegría durante la presentación de su obra antológica "Aunque dure un instante" en un acto en el Palacio Real de Madrid horas antes de recibir de manos de la Reina Sofía este prestigioso galardón, dotado con 42.000 euros, que conceden anualmente Patrimonio Nacional y la Universidad de Salamanca.

En esta ceremonia pronunciará un discurso en el que hablará, ha adelantado, de cómo se trataba a las mujeres en su juventud y de cómo ha mejorado la sociedad en este aspecto, a pesar de que, ha dicho entre risas, "todavía hay machismo".

Así lo ha considerado al ser preguntada por el Premio Cervantes, que se fallará el próximo jueves, y el hecho de que sólo lo hayan recibido hasta el momento cuatro mujeres.

"Hemos mejorado bastante. Cuando yo era joven era espantoso, pero queda mucho por hacer", ha indicado la autora, que ha añadido que "hay mujeres que se merecen" el Premio Cervantes, pero "se lo dan a los hombres, que quizá también se lo merecen".

Y respecto a la posibilidad de que fuera ella la galardonada el próximo jueves (8 de los poetas reconocidos con el Reina Sofía han ganado también el Cervantes) ha dicho: "Me desmayo... Estoy más que feliz con esto. Tengo 93 años y me voy con este premio".

"Mis poemas son transparentes. Quiero que mis lectores me entiendan", ha señalado Claribel Alegría, que ha destacado la felicidad que siente por haber sido reconocida con este galardón: "Seguro que andaba volando un duende bueno que quería que tuviera esta alegría".

"Estoy sorda y me canso mucho", ha asegurado entre risas la escritora nacida en Nicaragua y residente en El Salvador, que ha destacado al peruano César Vallejo y al portugués Fernando Pessoa como sus poetas iberoamericanos preferidos.

El premio, que este año cumple su XVI edición, conlleva la publicación de una antología con la obra del autor, que en este caso ha sido realizada por la profesora de la Universidad de Salamanca Eva Guerrero.

Guerrero ha recordado que en Nicaragua Claribel Alegría, una poeta que también ha escrito prosa, es conocida como "Su Majestad".

Hija de un médico de origen nicaragüense y una madre salvadoreña, Alegría estudió en Estados Unidos en los años 40, donde contrajo matrimonio con Sarwin J.Flakoll. Conjuntamente firmaron algunos escritos y tradujeron del inglés a Robert Graves, vecino suyo en la isla de Mallorca.

El matrimonio mantuvo amistad con figuras de las letras hispanoamericanas como Juan Rulfo, Julio Cortázar, Carlos Fuentes o Mario Vargas Llosa, entre otros.

Alegría publicó su primer libro de poesía, "Anillo de silencio", en 1948 y desde entonces ha escrito más de veinte, así como una decena de novelas.

La antología recoge una "selección depurada" de todos sus poemarios, una mujer que "se sigue buscando" y en cuya obra está siempre presente "el amor por los suyos, por la Humanidad, el dolor por todos los que sufren", ha indicado Guerrero.

Discípula de Juan Ramón Jiménez, Claribel Alegría fue miembro de la llamada Generación Comprometida y ha mantenido durante toda su carrera su compromiso con la resistencia no violenta, en contra de los regímenes dictatoriales y de las guerras e injusticias sociales.

La antología finaliza con "Amor sin fin" (2016), su última obra, un "libro-poema" con el que hace "un canto arrebatador de amor a la poesía y a la vida", ha recalcado Eva Guerrero.

Entre otros galardonados en las ediciones más recientes de este Premio Reina Sofía figuran Antonio Colinas, Ida Vitale, María Victoria Atencia, Nuno Júdice, Ernesto Cardenal, Fina García Marruz y Francisco Brines.