Santa Cruz de Tenerife

La Económica atesora más de mil documentos de Rodríguez Moure

La institución cultural lagunera, que continúa su labor de restauración y conservación de los fondos del historiador tinerfeño, celebra la dedicación de un busto al citado investigador.
El Día, S/C de Tenerife
14/feb/18 6:12 AM
Edición impresa
La Económica atesora más de mil documentos de Rodríguez Moure

La Real Sociedad Económica de Amigos del País de Tenerife (RSEAPT), que conserva en su biblioteca el fondo documental Rodríguez Moure, entre otros legados, celebra la dedicación de un busto al presbítero, jurista e historiador lagunero, que ha sido instalado por el ayuntamiento en la plaza Doctor Olivera.

Al parecer, el legado de este investigador es el más significativo dentro del archivo de la Sociedad, tanto desde el punto de vista cualitativo como cuantitativo, y está compuesto por miles de documentos de diversa índole, que fueron compilados a lo largo de su vida (1855-1936).

Para la conservación de estas piezas históricas, la Económica ha llevado a cabo la restauración y conservación de esta valiosa documentación en intervenciones puntuales. El fondo no está restaurado en su totalidad, ya que los miles de documentos que lo integran presentan diversos grados de conservación, aunque la mayoría requieren un proceso de restauración a corto plazo.

Al parecer, todos los fondos históricos atesorados en La Económica están depositados en un búnker dotado con un climatizador para mantener la humedad relativa y la temperatura ideal para su conservación, ya que las oscilaciones de las mismas pueden deteriorar los documentos. Por ejemplo, un exceso de humedad provoca a la aparición de hongos que son muy dañinos y peligrosos.

Según el bibliotecario y archivero de la RSEAPT, Aurelio Carnero, "el Archivo constituye una de las principales fuentes de información histórica actualmente disponibles en Canarias".

"Para albergar los diferentes volúmenes y documentos en condiciones óptimas ha sido necesaria la adecuación de las instalaciones de la biblioteca, mediante unas condiciones específicas de humedad y temperatura", explicó.

El fondo Rodríguez Moure, primer cronista oficial de La Laguna, nombrado como tal por el ayuntamiento en el año 1909. reúne más mil obras y documentos que comprenden un periodo comprendido entre el siglo XVI y el año de su fallecimiento, 1936.

Destacan los escritos relacionados con las familias más relevantes de la isla, los documentos que pertenecieron a otros personajes canarios como Viera y Clavijo, Anchieta y Alarcón o Tomás y Alonso de Nava-Grimón, así como los escritos propios de Rodríguez Moure.

La colección posee también un conjunto de obras bibliográficas destacadas, como "Las Crónicas del Serenísimo Rey D. Juan Segundo", de Fernán Pérez de Guzmán; La obra de Antonio de Viana "Antigüedades de Las Islas Afortunadas de la Gran Canaria"; "Conquista de Tenerife", así como las noticias referentes a la historia general de las Islas de José Viera y Clavijo, entre otras obras sueltas de Juan Núñez de la Peña o del poeta Juan de Iriarte.

La colección de Rodríguez Moure se puede consultar en la biblioteca de la Económica, de lunes a viernes, en horario de 09:00 a 13:00 horas y de 16:00 a 19:00 horas.

La Económica también posee los fondos de Ascanio Montemayor, González de Mesa, Fernando Monteverde de Ascanio y Beatriz Cólogan Ponte, Tabares de Nava, Enrique Romeu Palazuelos, Veremundo Morales, José García Romanillos, Pereyra Castro-Ayala, Escobedo y Alberú, Maestro Borguñó o Aguilar, entre otros.

Conservación

La tarea que realiza el personal técnico del archivo-biblioteca de la entidad se centra en tareas de conservación preventiva, limpieza de documentos, creación de carpetillas con papel barrera (papel libre de ácido), se realizan limpiezas de los libros antiguos, hoja por hoja, con brochas de pelo de cabra que son muy suaves y no deterioran el papel; se emplean diversos materiales de conservación, además, se realizan periódicamente fumigaciones para evitar la aparición de insectos xilófagos, que son muy dañinos por alimentarse de la celulosa del papel.

Armarios compactos

El depósito donde se custodian los fondos cuenta con unos armarios compactos metálicos rodantes cuyas baldas no tienen bordes afilados para no afectar a los documentos que se ubican en ellos, se emplean estos armarios porque los de madera no ofrecen garantías de ser estructuralmente seguras ante una catástrofe, que sí tienen los de metal.