Cultura y Espectáculos

Una apuesta desde lo negro contra la violencia de género

M.A.R. Editores acude a esta nueva edición de Tenerife Noir con un conjunto de obras en las que se pone el acento sobre la voz y el protagonismo de lo femenino.
El Día
7/mar/18 6:21 AM
Edición impresa
Una apuesta desde lo negro contra la violencia de género

L a editorial M.A.R. acude a Tenerife Noir 2018 con una decidida apuesta por la novela negra contra la violencia de género, contra la violencia ejercida sobre la mujer.

Su participación comenzó el día 3 con el homenaje que brindó la organización a dos autoras pioneras: Alicia Giménez Bartlett y Lourdes Ortiz, primera que publicó una novela negra en España, "En días como estos".

Pero, además, la editorial presentó a Olga Mínguez, ganadora del Premio Wilkie Collins de Novela Negra con su obra "La absurda existencia de Dalila Conde", que sucede en el palmarés a Carlos Augusto Casas y su trabajo "Ya no quedan junglas adonde regresar", y que parece destinada también a invadir el corazón de lectores y críticos.

En "La absurda existencia de Dalila Conde", Olga Mínguez plantea algo que parece salido de la crónica negra de los periódicos. La mañana del lunes 18 de enero, aparece el cadáver de una mujer en un parque madrileño. Su nombre, Dalila Conde. La causa de su muerte, una estocada en la nuca. Sus labios, sellados por una perfecta cruz griega de color rojo. Características que pronto harán saltar todas las alarmas de la policía, ya que el caso parece enmarcarse dentro de una macabra investigación que lleva veinte años abierta: la de las niñas de la cruz, un reguero de secuestros y asesinatos programados de adolescentes, a cuyo asesino nadie se ha acercado.

El inspector jefe Leonardo Vélez acaba de volver al cuerpo. El expediente de las niñas de la cruz ya lo espera en su despacho, y el cadáver de Dalila Conde no es más que un recordatorio de que la cuarta niña de la cruz sigue secuestrada. Vélez deberá aprender a recomponerse a marchas forzadas. Tendrá que superar sus inseguridades y, sobre todo, recobrar su ingenio policial para evitar que aparezca un nuevo cuerpo de mujer, asesinada, y con los labios sellados por una perfecta cruz de color rojo. Esta es una historia de abusos sexuales, sectas, esclavitud y violencia contra las mujeres.

Sobre su obra afirma Olga Mínguez : "He estado mucho tiempo siguiendo atentamente las noticias, tratando de investigar cómo procede la policía en ciertos momentos, hablando con personas metidas en temas de desapariciones y crímenes. Por ello, puedo decir que, siendo ficción, sí que he tratado de reflejar la triste realidad que seguimos viviendo hoy día: las mujeres, por el simple hecho de serlo, somos potenciales víctimas para ciertos crímenes".

La violencia representa "un tema recurrente en mi obra y creo que lo seguirá siendo. Escribo sobre todo porque es mi forma de comunicarme con la gente, de expresar temas o situaciones que me preocupan. Y el tema de la violencia contra la mujer es algo que me carcome por dentro".

En una parecida línea de defensa de la mujer se sitúa Salvador Robles Miras, quien ya recibió el Premio Wilkie Collins de Novela Negra hace dos años en Tenerife Noir y que tras una trilogía negra vuelve al festival con "Aurora en la oscuridad", en el que cambia al protagonista, ahora una mujer de raza, la subinspectora Cecilia Fresnedo, quien se complementaba perfectamente con Telmo Corrales, pero cuya personalidad se sitúa en las antípodas de este.

Carlos Augusto Casas, recientemente galardonado con el premio Novelpol en Tenerife Noir y ganador del Morella Negra en estos días, además de uno de los cuatro finalistas del Premio Ciudad de Santa Cruz que se fallará el 17 de marzo, afirma sobre esta novela: "Salvador Robles Miras nos habla en esta obra del horror que se esconde en lo cotidiano, de monstruos con traje y corbata, envueltos en un halo de respetabilidad, que dan los buenos días a los vecinos. (?) Con la prosa elegante que lo caracteriza, crea una trama muy oscura que aparentemente gira en torno a un asesinato, pero a medida que avanza vemos que habla de otro de los grandes temas de la novela negra: la venganza".

Para Miguel Ángel de Rus: "Este es un festival especial que debe plantearse crecer hasta ser alternativa o cooperador de festivales como la Feria Internacional del Libro en Guadalajara, México. El año pasado presenté "Novelas reunidas" y fue todo un éxito; para el libro de Carlos Augusto Casas está siendo un año triunfal. Tenerife fue el mejor lanzamiento posible y ahora esperamos cerrar ciclo en el Premio Ciudad de Santa Cruz".