Cultura y Espectáculos
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
La unidad antiterrorista investiga el atropello múltiple frente al Parlamento británico leer

Una colección de colecciones

Picasso, Giacometti, Matisse o Bacon son algunos de los cien artistas que están presentes en la exposición "La búsqueda inacabable", que se inauguró ayer en el COAC de Santa Cruz con unas ciento setenta obras realizadas con diferentes técnicas.
Raúl Gorroño
10/mar/18 6:17 AM
Edición impresa
Una colección de colecciones

C erca de ciento setenta obras de un centenar de artistas, muchos de ellos de primera fila internacional como Picasso, Giacometti, Bacon, Miró o Matisse, además de otros creadores españoles y canarios, conforman la exposición "La búsqueda inacabable. Colecciones de arte contemporáneo en Tenerife", que se inauguró ayer en las salas del Colegio Oficial de Arquitectos de Canarias (COAC) en su sede de Santa Cruz de Tenerife.

Esta muestra, que permanecerá abierta al público hasta el próximo 21 de mayo, está comisariada por el crítico de arte Javier González de Durana y el arquitecto y promotor cultural Vicente Saavedra, quienes han conseguido reunir una valiosa "colección de colecciones" con obras que salen por primera vez en la historia de sus ámbitos privados y difícilmente se podrán volver a poder contemplar públicamente en la Isla.

La intención de esta exposición, según comentaron sus artífices, es demostrar que en Tenerife, en los últimos cincuenta años, ha habido un coleccionismo privado que ha relacionado el arte local, el de Tenerife y las Islas, con el arte nacional e internacional.

De esta forma, como aclaró González de Durana, "algunos coleccionistas han puesto en contacto visual, dentro de la esfera privada, de su ámbito doméstico, a los artistas más próximos y cercanos en su comprensión artística con aquellos otros más remotos y distantes".

Saavedra, que contactó con una veintena de coleccionistas de Tenerife junto a Durana, comentó que ahora han descubierto que existen más colecciones en la Isla, aunque lo que han conseguido reunir en esta ocasión es una magnífica muestra de arte contemporáneo canario, nacional e internacional, que contiene obras de una gran categoría y una calidad indiscutible.

La planta baja de la sala del COAC acoge esculturas y obra gráfica, sobre todo, mientras que en la alta se exhiben también esculturas y pinturas. "Tenemos originales de Millares, siete u ocho, varias de Tapies, de Bacon... Hay también un tríptico de César Manrique que se exhibe por primera vez al público en Canarias", enumeró Saavedra, entre la amplia nómina de autores que comparten salas con otros creadores canarios actuales.

Las casi ciento setenta piezas que integran "La búsqueda inacabable" han sido realizadas con toda la gama de técnicas que uno pueda imaginar, pinturas al óleo, acrílico, gouaches, acuarela o pastel sobre soportes como lienzo, tabla, cartón o papel, además de fotografías, dibujos a lápiz y tinta, obra gráfica como grabados, litografías, xerigrafías, aguafuerte o heliograbado, además de escultura en bronce, hierro, madera o aluminio, entre otros materiales.

A los artistas ya nombrados se suman otros extranjeros como Eduardo Paolozzi, Robert Rauschenberg, Will Faber, Henry Moore, Pierre Alechinsky, Jean Tinguely, Christo Javacheff, Max Ernst o Wilfredo Lam.

La parte española cuenta con firmas como Eduardo Chillida, Tapies, Miró, Canogar, Equipo Crónica, Julio González, Guinovart, Oteiza, Saura, Darío Villalba, Pablo Serrano, Remigio Mendiburu, Barceló, Lucio Muñoz, Andreu Alfaro o Luis Gordillo. Canarias está representada por Millares, Domínguez, Chirino, Felo Monzón, Massieu, Felo Monzón, María Belén Morales, Gonzalo González, Luis Feito, Juan Gopar, Ubay Murillo, Cristino de Vera o José Abad.

Esta exposición, que se podrá visitar de lunes a viernes, de 11:00 a 13:00 horas y de 18.00 a 21:00 horas, es una verdadera lección de historia del arte de la segunda mitad del siglo XX, de los últimos setenta y cinco años. "Es una lección muy bien ordenada con todos los nombres que son imprescindibles para entender cómo ha evolucionado el arte de esta época y en donde se puede recibir no solo esa información que se refiere a los artistas, sino también a la propia sociedad tinerfeña, en cuyo seno han crecido y desarrollado sus coleccionistas", aseguró González de Durana.