Cultura y Espectáculos
LO ÚLTIMO:
El Tenerife será sancionado por cánticos homófobos en El Heliodoro leer

El esfuerzo

Peter Zumthor expone sus maquetas, su talento en miniaturas, en el pabellón central de los Giardini de la Bienal de Venecia.
Dulce Xerach Pérez
3/jun/18 6:38 AM
Edición impresa
El esfuerzo

P eter Zumthor ha instalado su taller de maquetas dentro del pabellón central de los Giardini en la bienal de arquitectura veneciana de este año. Las maquetas, que varían mucho en términos de escala, apariencia y prodigiosa, manual, materialidad, ilustran algunas de las obras más conocidas del arquitecto suizo, incluido el proyecto diseñado para un futuro museo de arte de Los Ángeles y su museo recientemente terminado en una mina de zinc en Noruega. Otros proyectos que incluye la muestra son una enorme y preciosa maqueta de un restaurante en Suiza usando, de manera mágica, cera de vela azul, y un hotel en el desierto de Chile recreado con cartón y arena.

Su exposición la encuentra cuando te adentras en el caótico pabellón central, más allá de un gran balcón de paredes azules, arriba, en lo alto, "Sueños y promesas, maquetas del atelier de Peter Zumthor".

Algunas maquetas son casi alquímicas, en cuanto a su cualidad material y lo que traducen es el esfuerzo que hay detrás de todo buen arquitecto en su búsqueda de lo más adecuado para cada lugar. El arquitecto suizo Peter Zumthor, que nació en Basilea en 1943 fue galardonado con el Premio Pritzker de Arquitectura en 2009 y no se le subió a la cabeza, sino que sigue esforzándose día a día para que su arquitectura consiga ese punto atemporal y poético a la vez, inspirador, que se apoya en la naturaleza siempre.

En su libro "Thinking Architecture", Zumthor dice: "En una sociedad que celebra lo inesencial, la arquitectura puede oponer resistencia, contrarrestar el desperdicio de formas y significados, y hablar su propio idioma. Creo que el lenguaje de la arquitectura no es una cuestión de un estilo específico. Cada edificio está construido para un uso específico en un lugar específico y para una sociedad específica. Mis edificios intentan responder las preguntas que surgen de estos hechos simples de la manera más precisa y crítica posible". Para Zumthor, los lugares y espacios son el terreno fértil y el punto de partida del trabajo de un arquitecto ... "El proceso del pensamiento no es abstracto, sino que funciona con imágenes espaciales. Tiene componentes sensuales". Su sentido del tacto de los materiales, traducido en grandes maquetas realistas, le permite estar en sus espacios imaginados en el futuro, al mismo tiempo que está en la experiencia previa de un diseño. Crea lugares que una vez que los visitas nunca los puedes olvidar.

Zumthor trabaja en equipo, discutiendo sus procesos creativos. "No estoy implementando las ideas de los demás. Mi cliente quiere un edificio; Trataré de encontrar una buena forma para ello y compartiré este trabajo con ellos. El proceso de encontrar la forma correcta está lleno de inseguridades, de desesperación, placer y alegría. y necesita espacio libre para moverme y pensar. Nuestras maquetas, estructurales, escultóricas, atmosféricas, siempre diferentes, tienen como objetivo descubrir y mostrar la presencia física de la construcción y el lugar. nos ayudan a entender, a pensar y a soñar. Las hacemos para mantener la promesa del objeto que estamos buscando ".

La Exposición de Zumthor, es para disfrutarla, permitiendo a cada visitante la oportunidad de explorar su propio viaje de pensamientos y recuerdos de la realidad de esos espacios que nutren el alma. Documentan algunos de sus trabajos más conocidos y también los no realizados. El agua real de la vida real llena los baños termales de su modelo del "santuario" de Vals, mientras que una fascinante maqueta recrea el famoso interior de leña fundido de la Capilla Bruder Klaus Field con su exterior terminado solo en arcilla blanca. Modelos arquitectónicos verdaderamente hermosos, que exhiben la exploración casi obsesiva de materialidad del maestro, su esfuerzo cotidiano, en cada proyecto, sea grande o pequeño y la visión del proceso de diseño de uno de los arquitectos más enigmáticos y grandes de nuestra época. Es emocionante poder entrar en su suave y desordenado proceso de arquitectura, como si nos permitiera a todos por unos meses entrar en su verdadero taller.