Cultura y Espectáculos

Empate de sexos en la relación de finalistas de Tenerife Noir

Noelia Lorenzo Pino, Francisco Bescós, Clara Peñalver y Paco Gómez Escribano son las cuatro referencias literarias que lucharán por tomar el relevo de Carlos Augusto Casas.
D.N., Santa Cruz de Tenerife
12/mar/19 6:25 AM
Edición impresa
Empate de sexos en la relación de finalistas de Tenerife Noir

D.N., Santa Cruz de Tenerife

Dos hombres y dos mujeres son los finalistas Premio Ciudad Santa Cruz 2019 que se fallarán el próximo 30 de marzo en esta capital. Noelia Lorenzo Pino (Corazones negros / Erein), Francisco Bescós (El porqué del color rojo / Salto de Página), Clara Peñalver (Las voces de Carol / Ediciones B) y Francisco Gómez Escribano (Cuando gritan los muertos / Alrevés) van a luchar por conquistar el espacio que ocupó en 2018 Carlos Augusto Casas, ganador del concurso literario convocado por el Festival Atlántico de Género Negro (Tenerife Noir) con el título Ya no quedan junglas adonde regresar (M.A.R. Editor). Alberto Ávila, gerente de Hecansa, y el escritor tinerfeño Javier Hernández Velázquez avanzaron ayer la nómina de seleccionados por los organizadores de una cita que se va a presentar de manera oficial el próximo viernes.

"Aunque esta es la cuarta edición, el Premio Ciudad de Santa Cruz tuvo una primera edición con un formato distinto que ganó Daniel Cerdán (Un mundo peor). "No fue una experiencia piloto, pero era otro tipo de festival", dijo Hernández Velázquez antes de exponer que "este año nos hemos ido a cuatro puntos de la geografía nacional", destacó sobre la procedencia de los autores elegidos -Andalucía. Asturias, Euskadi y Madrid- antes de desvelar qué identidades se ocultaban detrás de los títulos que habían sumado el mayor número de votos. En la relación de cuatro finalistas hay dos obras Corazones negros (Noelia Lorenzo Pino) y Cuando gritan los muertos (Paco Gómez Escribano), que también están posicionados para llevarse el Premio Novelpol y el Hammett. "Esta es la edición más igualada de todas. Otros años hubo un libro que llegó a Tenerife Noir bien posicionado y se llevó la recompensa. Ahora parece que el jurado lo va a tener un poco más complicado porque son cuatro títulos que abordan el género más oscuro, en muchos casos más próximo al thriller, desde distintas perspectivas. No hay un favorito claro", repitió.

Lorenzo Pino estudió corte y confección y estuvo ligada al mundo de la moda hasta que la crisis golpeó de lleno su pequeño negocio textil. La narradora irundense es la autora de cuatro novelas, las tres últimas enlazadas entre sí y desarrolladas con Erein. "Ha sido una de las entradas más impactantes que se ha dado en la novela negra nacional", exalta Javier Hernández.

Clara Peñalver regresa a Tenerife Noir, esta vez como finalista de un certamen que deberá ser fallado por un jurado compuesto por Ángel de la Calle, Yurena González, Izaskun Legaza y Eduardo García Rojas. Las voces de Carol es una propuesta en clave de suspense que toma altura a partir de una trama que gira alrededor de unas escuchadoras de voces. "No es una trama sencilla, pero está bien resuelta", destaca el abogado y escritor santacrucero, Javier Hernández Velázquez.

Salto de Página vuelve a tener en su punto de mira Tenerife Noir tras el éxito que se apuntó en la primera edición del actual formato el novelista argentino Marcelo Luján, que encontró la unanimidad del jurado con el contenido de Subsuelo, obra que fue criticada en positivo por la crítica literaria.

"Francisco Bescós ha cumplido con el viejo dicho de pueblo pequeño, novela grande. Este tampoco es un libro negro, pero el suspense está muy bien logrado en una escenografía en la que hay unos campos de viñedo y la problemática asociada al fenómeno yihadista", resume Javier Hernández sin obviar que en esta propuesta hay una combinación interesante entre el humor y el vino.

De Gómez Escribano es un habitual en el festival, pero su obra no ha estado nunca en las posiciones que optan a un premio que solo ha conseguido ganar una mujer. Ocurrió hace dos años, cuando Empar Fernández -una de las invitadas de la edición de 2015- posicionó Maldita verdad en lo más alto. Escribano es la referencia madrileña de este póker de escritores, un inventor de historias que maduran y, en ocasiones, mueren en el barrio de Canillejas.

Autora:

Noelia Lorenzo Pino.

Título: Corazones negros.

Editorial:

Erein.

Páginas:

344.

Autor:

Francisco Bescós.

Título: El porqué del color rojo.

Editorial:

Salto de Página.

Páginas:

320.

Autora:

Clara Peñalver.

Título: Las voces de Carol.

Editorial:

Ediciones B.

Páginas:

408.