Deportes
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Gobierno y sindicatos acuerdan derogar partes de la reforma laboral sin apoyo de la CEOE leer

NO VE PORTERÍA El Choco Lozano falló un penalti en la segunda parte

El CD Tenerife fue superior y gozó de varias ocasiones de gol Pero sumó el tercer empate a cero en los últimos cuatro partidos.
9/oct/16 0:43 AM
Edición impresa
NO VE PORTERÍA El Choco Lozano falló un penalti en la segunda parte

La falta de gol sigue condenando al CD Tenerife, quien, después de 810 minutos de Liga disputados, únicamente ha anotado cinco tantos, que unido al que marcó en propia meta el defensa del Almería, Ximo Navarro, deja en media docena de goles la producción ofensiva del cuadro de Martí tras nueve jornadas ligueras. Un registro que preocupa y que aleja al combinado insular del triunfo en partidos equilibrados y parejos como fue el de ayer en Reus. Cierto es que, por lo menos, el Tenerife tuvo más llegadas a la portería contraria que en partidos anteriores, como los otros dos empates a cero cosechados frente a Mallorca y Getafe en el Rodríguez López, pero que se antoja insuficiente para un conjunto que no encuentra la precisión final para convertir las situaciones de gol que se le presentan en un choque nivelado como el que se jugó en feudo catalán.

Sin acierto es más complicado progresar en la clasificación, y el equipo de Martí sumó su tercer empate a cero de los cuatro últimos encuentros que ha disputado, evidenciando que debe mejorar urgentemente su capacidad anotadora. Esta vez, ni siquiera de penalti pudo marcar el representativo, que falló su segunda pena máxima de la temporada. Si en Elche fue Vitolo el que erró en el disparo, esta vez le tocó al Choco Lozano marrar el penalti que el colegiado señaló por derribo a Iñaki en el minuto 67'. El hondureño engañó al meta Édgar pero su disparo se estrelló en el larguero para acabar saliendo fuera. Fue la ocasión más clara de un Tenerife al que le costó 45 minutos encontrar su ritmo de juego.

Antes, en la primera parte, fue un trote cadencioso y adormilado el que aburrió al espectador. Ni Reus ni Tenerife hilvanaban pases y el partido fue un sopor en el primer acto. Pero así y todo los visitantes lograron tener una buena oportunidad en un robo de balón de Suso que cedió a Lozano cerca del área; el atacante centroamericano se revolvió con la calidad que atesora y sacó un tiro duro que repelió con apuros el guardameta reusense (23'). Lozano fue en Reus el estilete ofensivo de un Tenerife en el que Martí quiso dinamitar el ataque con la velocidad de Suso y Amath N'Diaye por los costados y la visión de juego de Aarón Ñiguez de mediapunta.

Un 4-2-3-1 en toda regla en el que el ilicitano debía pilotar el juego por delante de la pareja Aitor-Vitolo, pero la lentitud de cada movimiento de los cuatro jugadores más avanzados del Tenerife impidió lograr el objetivo del míster balear. El Reus por su parte no inquietaba a Falcón, y tan solo algún despiste de la zaga insular provocó que Fran Carbia y Miramón tuvieran opción de remate pero sin consecuencias para la portería que nuevamente defendió bien el meta gaditano Ismael Falcón.

En la segunda parte el CD Tenerife salió con otra marcha y con la intención de desequilibrar la contienda a base de una presión más ordenada en los centrocampistas y mover el balón con más sentido. De entrada, Suso y Ñíguez empezaron a conectar con Lozano. El hondureño traía en jaque a Atienza y el equipo blanquiazul inclinaba poco a poco el partido hacia su lado siendo muy superior en todas las facetas. Un contragolpe iniciado por Ñíguez y bien continuado por Antony Lozano sirvió para que Suso tuviera un balón perfecto para hacer el cero a uno, pero su disparo se fue ligeramente desviado junto al palo derecho de la portería del Reus (60'). Fue el aviso que dieron los insulares, que poco después vieron cómo el colegiado señalaba como penalti un contacto entre Benito e Iñaki. Lozano asumió la responsabilidad pero tampoco pudo convertir desde los once metros.

Con prácticamente la mitad del segundo tiempo por delante el Tenerife no se descompuso, pero ya con menos claridad para superar a la defensa del Reus, un rival que ayer fue poca cosa con balón y tan solo la presencia de Folch en el centro del campo les daba algo de fútbol a los locales. Martí movió piezas y retiró al amonestado Aitor para que Crosas pudiera manejar mejor la sala de máquinas. Posteriormente saltó al campo Cristo González, pero el partido fue decayendo y el Reus aprovechó para el arreón final, que estuvo a punto de darle un triunfo inmerecido.

Un gol anulado por claro fuera de juego y, sobre todo, una gran parada de Falcón a tiro de Olmo cerraron un encuentro en el que el Tenerife se volvió a quedar sin poder sumar los tres puntos.

0-0

REUS TENERIFE

Reus Esportiú: Édgar Badía (1); Alberto Benito (1), Atienza (2), Olmo (1), Ángel (1); López Garai (1), Folch (2), Jorge (1), Miramón (1), Fran Carbia (1) y Máyor (1). En el minuto 65', Jorge Díaz dejó su puesto a Ricardo Vaz (1); en el minuto 71', Albístegui (1) sustituyó a López Garai; y en el 82', Guzzo (s.c.) entró por Fran Carbia.

CD Tenerife: Dani Hernández, Raúl Cámara, Germán, Carlos Ruiz, Iñaki; Vitolo, Aitor Sanz; Suso, Amath, Aarón Ñíguez y Choco Lozano. En el minuto 68', Aitor Sanz dejó su puesto a Marc Crosas; en el minuto 74', Cristo González sustituyó a Amath; y en el 88', Omar Perdomo entró por Suso.

Árbitro: Saúl As Reig (1), del Comité Valenciano, asistido por Sergio Chinchilla Ortega y Daniel Saenen Álvarez-Marcos. Señaló un penalti discutido por una entrada en el área local de Alberto Benito a Iñaki Sáenz, además de anular dos goles a los tarraconenses por fueras de juego. Amonestó a Aitor Sanz (55') e Ismael Falcón (93') por parte tinerfeñista, y a los locales López Garai (65') y Benito (66').

Incidencias: Partido de la novena jornada de la Liga 1 2 3, disputado en el estadio Municipal de Reus López ante 3.966 espectadores, según cifras oficiales. Tarde agradable con 23 grados de temperatura y terreno de juego en aparentes buenas condiciones. El CD Tenerife vistió su primera equipación (camiseta blanca y pantalón azul) y el Reus lució su indumentaria habitual. En el palco del estadio reusense estuvo el director deportivo del Tenerife, Alfonso Serrano, acompañado por el consejero Juan Manuel Quintero. El exjugador blanquiazul Manolo Martínez presenció el encuentro en las gradas del recinto tarraconense.