Santa Cruz de Tenerife

Dos titanes: Luis Monzón y Enrique Cruz

El Campeonato de Canarias de Montaña afrontará su esprint final a partir del próximo mes de agosto, cuando tendrá lugar la Subida a Barlovento (La Palma) y, a continuación, en septiembre, con la cita en El Hierro (Subida a La Cumbre) y la Subida de Fataga (Gran Canaria).
Álvaro Díaz
10/jul/17 6:09 AM
Edición impresa

E l Campeonato de Canarias DISA de Montaña 2017 llegó a su ecuador en el municipio tinerfeño de Güímar, con motivo de la 44º Subida al Mirador del municipio, una de las pruebas canarias más carismáticas. Los 4,88 kilómetros de la rampa güimarera fueron escenario del cuarto asalto en la categoría de turismos entre dos grandes, entre dos titanes, entre dos jabatos: Luis Monzón y Enrique Cruz, la experiencia contra la juventud. El piloto grancanario de Auto-Laca se impuso de nuevo en la que, a priori, es la más técnica de todas las pruebas de la temporada, con lo que elevó a veinte los puntos de diferencia en la provisional a falta de solo tres citas más. La guinda a este cuarto triunfo del año fue la obtención de un nuevo récord en la categoría de turismos.

Cuatro participaciones esta temporada en el Campeonato de Canarias de Montaña y cuatro victorias absolutas. Luis Monzón y el Audi R8 LMS de Auto-Laca han dado un paso más hacia la consecución del título en la cita del sur de la Isla, imponiéndose por apenas 1,1 segundos al actual campeón Enrique Cruz. Este resultado se ha producido en el recorrido que, a priori, peor podía adaptarse a las características del R8, pero Monzón compensó este hándicap a base de experiencia y técnica.

"Tanto el equipo como yo hemos tenido que hilar muy fino en Güímar para poder ganar a Enrique Cruz y al Porsche, que está mucho mejor adaptado que mi R8 a la zona más comprometida de este tramo, donde te juegas buena parte del tiempo. He querido dar el máximo para poder dedicar este resultado a todo el equipo Auto-Laca, ya que han hecho un gran trabajo toda esta temporada y para ellos esta subida era la carrera de casa", explica Monzón, en cuya cuenta acumula cuatro primeros puestos en este campeonato y tres récord: uno de ellos, el de Haría (Lanzarote), absoluto.

No esconde el doble campeón de España de rallyes que este resultado le acerca un poco más al título. Y no sólo por acumular una ventaja de veinte puntos. "A nivel personal es muy importante este resultado porque hemos demostrado que, en una subida que no era favorable en absoluto para las condiciones de nuestro coche y muy buenas para el de nuestro rival, también podíamos ganar. Ahora hay que preparar bien el final de temporada, ya que este campeonato se va a decidir en las próximas semanas".

La otra cara de la moneda recayó en el tinerfeño. Lo intentó y lo dio todo. Pese a poner toda la carne en el asador en el empeño por lograr la primera victoria en el certamen canario de la presente temporada, de nuevo al lagunero Enrique Cruz se le escapó y por muy poco subir a lo más alto del podio. No obstante para el piloto del Copi Sport el balance final ha de ser optimista tras una prueba en la que hay que destacar el gran apoyo brindado por los aficionados a todos los participantes. Y es que los miles de espectadores que presenciaron la carrera llevaron, con sus aplausos y muestras de ánimos, en volandas a todos los pilotos y equipos.

"En Güímar hemos vuelto a encontrar pequeñísimos detalles de mejora, tanto a nivel técnico como de pilotaje, aunque no haya sido suficiente para vencer. Demostramos, eso sí, que somos los más rápidos entre los vehículos de nuestra referencia y el resto de rivales, pero hay cosas contra las que no podemos luchar. El balance es positivo tanto en cuanto seguimos siendo segundos y recibimos el calor de la afición canaria allí donde vamos", declaró.

Fernando Capdevila, "team manager" del equipo y que no pudo estar presente debido a una lesión en su hombro derecho (hoy y tras pasar el sábado por urgencias pasa consulta para una resonancia y un TAC), aseguró que "ya no podemos hacer más para intentar la primera victoria del año en montaña. Enrique ha demostrado que es el mejor piloto que podemos soñar; los tiempos que marca lo dicen todo. Tengo que felicitar también a todo el equipo, ha hecho un trabajo increíble. Podemos lucir orgullosos que somos el coche más ecológico y medioambientalmente respetuoso de todo el parque automovilístico de competición de Canarias. Además, nos quedamos a muy poco de la victoria. Ahora hay que pensar en afianzar la segunda posición pues solo una carambola nos podría mantener con opciones de victoria en el campeonato. Nos vemos en la próxima, que será en la Isla de La Palma, el primer fin de semana del mes de agosto", manifestó.

En cuanto a la categoría de barquetas, resultó espectacular la sexta victoria consecutiva en la rampa güimarera de un Jonathan Morales que además se fue con la satisfacción de ser el único piloto que esta temporada que, en una prueba de montaña, ha rodado más rápido que el "huracán" Monzón. Y eso, aunque sea con una CM o barquetas (en este caso, la Silver Car S2) y no con un turismo, tiene mucho mérito.