Deportes

Grata imagen en un test más exigente

El CD Tenerife iguala frente a un Primera como la UD Las Palmas y deja abierta la resolución de la Copa Mahou para la vuelta Los amarillos se adelantaron hasta en dos ocasiones, pero el olfato goleador que sigue exhibiendo Juan Villar los neutralizó.
Daniel Hernández, Los Cristianos
3/ago/17 6:08 AM
Edición impresa
Grata imagen en un test más exigente

Daniel Hernández, Los Cristianos

Un derbi, preparatorio, pero un derbi. Cierto es que podría haber sido la antesala de un encuentro a repetir durante la competición doméstica, pero el fútbol es caprichoso y la fortuna no estuvo del lado blanquiazul en Getafe. Con todo, este CD Tenerife, a falta de retoques -sobre todo en la zona ofensiva-, está preparado, al menos, para volver a ilusionar.

El partido de ida de la Copa Mahou arrancó con los amarillos dominando la posesión. Jonathan Viera, situado en la mediapunta, le dio coherencia al trabajo de Javi Castellano. Sin embargo, la esencia del Tenerife se ha mantenido: aquella de no pasar apuros pese a no tener el balón. Los primeros acercamientos birrias tuvieron lugar por el flanco derecho. Luis Pérez, muy participativo en ataque, Suso y un Tyronne que caía sobre esta misma banda, incomodaron a Borja Herrera. Cerca del minuto 20, estos y Vitolo trenzaron una jugada que la zaga envió a córner con apuros.

A partir de ahí, la Unión Deportiva intentó abrir espacios por la banda y buscar a su máximo exponente en ataque, Boateng. No obstante, la marca de un Jorge Sáenz inmenso le impidió conectar con el balón en el interior del área. El grancanario Tyronne puso a prueba a su excompañero Raúl Lizoain, que atajó el intento desde fuera del área. La fortuna esquivó al Tenerife. Momo se plantó libre de marca, por la banda izquierda, y su disparo, tímido, fue desviado por Jonathan Viera a la red. La trayectoria había cambiado y la estirada de Dani Hernández resultó estéril.

El Tenerife se encontró con un gol en contra sin haber perdido casi ningún duelo individual. La intensidad y la basculación eran idóneas en el cómputo global blanquiazul. La consigna de Martí parecía la de crear superioridad por la banda del novato Borja Herrera, de ahí que apenas se contaran con internadas por la izquierda. Juan Carlos permaneció en letargo hasta que en el minuto 37 hizo volar a Lizoain y temblar el larguero, tras un gran disparo. Por su parte, el canterano revelación de esta pretemporada, Brian Martín, estuvo desconectado del juego.

Ya en la segunda parte, los cambios se tradujeron en las modificaciones que atisbaron como necesarias los entrenadores. Manolo Márquez introdujo oficio y experiencia en el lateral derecho, carril por el cual los blanquiazules habían entrado en desbandada, incorporando a Dani Castellano. Martí notó que faltaba gol y movilidad en el ataque, y dio entrada a Casadesús y Juan Villar. Diagnóstico y permuta perfectos. Cuando tan solo habían pasado cinco minutos tras la reanudación, Casadesús encontró entre líneas a Juan Villar, que con templanza igualó la contienda. La conexión y el entendimiento resultan interesantes para lo que se sobreviene.

El contendiente era de Primera, y eso se notó en las áreas. Dani Castellano sirvió un centro a la cabeza de Halilovic, que remató al palo, siendo el rechace una invitación al gol para Vitolo Machín. La zaga blanquiazul pecó de lentitud a la hora de defender ese balón comprometido, con un Carlos Abad batido.

Martí abogó por darle cabida a un mediocampo nuevo. Ingresó Alberto y también se produjo el debut del hondureño Bryan Acosta con la elástica blanquiazul. Este fue satisfactorio y sirvió de ayuda para frenar a los hombres de ataque amarillos. El Tenerife ganó en equilibrio. A poco para llegar al minuto 75, Casadesús cayó derribado entro del área y el colegiado Daniel Trujillo señaló el punto fatídico. El onubense Juan Villar, con un fuerte chut, arriba, estableció el definitivo 2-2. Eso sí, antes del final, el delantero argentino Calleri topó con la madera.

2-2

tenerife-las palmas

CD Tenerife: Dani Hernández (Carlos Abad, 45'), Luis Pérez (Raúl Cámara, 62'), Jorge Sáenz, Carlos Ruiz, Iñaki (Camille, 62'), Vitolo (Bryan Acosta, 62'), Aitor Sanz (Alberto, 62'), Suso (Nadjib, 62'), Juan Carlos (Faridi Mussa, 75'), Tyronne (Juan Villar, 45') y Brian Martín (Víctor Casadesús, 45').

UD Las Palmas: Lizoain, David Simón (Míchel Macedo, 45'), Lemos, Bigas (Ximo Navarro, 62'), Borja Herrera (Dani Castellano, 45'), Fabio, Javi Castellano (Hernán, 62'), Momo (Halilovic, 45'), Jonathan Viera, Vitolo Machín y Boateng (Calleri, 62').

Árbitro: Daniel Trujillo Suárez, asistido en las bandas por José Carlos Escuela Melo y Manuel Muñoz Guillén.

Goles: 0-1, m. 28: Momo. 1-1, m. 50: Juan Villar. 1-2, m. 57: Vitolo Machín. 2-2, m. 74: Juan Villar, de penalti.

Incidencias: Estadio Antonio Domínguez, ante unos 2.700 espectadores. Tarde noche calurosa.