Santa Cruz de Tenerife

El Tenerife supera al Nástic a base de insistencia

El delantero serbio anotó los dos goles blanquiazules plasmando la superioridad local después de un sinfín de claras ocasiones.
J.J.R. (@juanjo_ramos)
8/oct/17 7:05 AM
Edición impresa

E l Tenerife del Heliodoro Rodríguez López es un martillo pilón que golpea y golpea hasta que derrumba cualquier muro. Ayer ganó al Nástic de Tarragona por insistencia. Con mayor acierto pudo haber repetido la goleada lograda ante el Alcorcón porque, pese a que el rival se consagró a defender su portería, fue capaz de generar tantas ocasiones como para convertir en figura a su guardameta durante la primera parte y ganar en la segunda por una diferencia exigua para los méritos realizados.

José Luis Martí antepuso el dibujo a los efectivos y mantuvo el 4-4-2 en rombo de los dos partidos anteriores. Situó en el vértice superior a Tyronne, futbolista en el que tiene mucha confianza, y desplazó a Juan Carlos a la izquierda. Iñaki y Víctor Casadesús entraron por los lesionados Camille y Longo. Mandaron desde el principio los blanquiazules, que cortocircuitaron en la salida al cuadro visitante.

La primera parte fue un constante flujo de llegadas al área de Bernabé Barragán, que se convirtió en el protagonista. Tyronne centró desde la izquierda en el minuto 3, pero Casadesús no llegó al remate. De nuevo por esa banda, donde Maikel Mesa no terminaba de llegar en ayuda de Suzuki, Iñaki puso un gran centro al segundo palo que Aitor Sanz remató a las nubes (8').

Pareció cerrar mejor después de esos compases iniciales el Nástic. Concentrado en aglutinar hombres por dentro, la habilidad de los mediapuntas locales desatascó más de una jugada de ataque. Malbasic lo intentó en una acción individual, pero su disparo se marchó lamiendo el poste izquierdo (16'). El serbio, un incordio para la zaga del adversario, lo intentó más tarde con un doble disparo (23'). El gol parecía cuestión de tiempo. Iñaki volvió a percutir por su banda, una autopista hasta el descanso, pero el pase atrás acabó en un disparo fuera de Tyronne (25').

Sufría el Nástic, que apenas protagonizó dos llegadas a los dominios de Dani Hernández sin que este tuviera que estrenar los guantes. Al Tenerife solo le quedaba insistir. Con una posesión infinitamente superior, tiró de paciencia para encontrar de nuevo el camino hacia Barragán. Lo halló con un magistral pase de Aitor Sanz al espacio al que llegó Malbasic. Su disparo, ya dentro del área, lo repelió el meta visitante en una destacada intervención (34').

Contra todo pronóstico, el encuentro llegó al intermedio sin goles. Cuestión de puntería. La salida de los vestuarios mostró a los de Rodri algo más decididos. Sin embargo, el primer disparo volvió a ser insular. Aitor Sanz, desde fuera del área, protagonizó la advertencia (47'). El mediocentro, especialmente pródigo ayer en las llegadas, culminó sin éxito otra jugada de Malbasic (50'). Como si de un boxeador que domina el combate se tratara, el equipo local siguió golpeando. Casadesús (52') remató de espuela un centro de Juan Carlos sin encontrar portería.

Para entonces, ya habían sido atendidos tres futbolistas tarraconenses. El horizonte del 0-0 final se veía como una recompensa. Movió ficha Martí dando entrada a Montañés, que sacó petróleo en su primera acción. Combinó con Malbasic y de un pase atrás de Suzuki sacó partido Casadesús, que fue derribado por Barragán. El penalti lo convirtió el serbio en gol lanzando raso y al centro (63').

Al gol recibido unió el Nástic la pérdida de dos futbolistas: el portero y Maikel Mesa. La escuadra catalana agotó cambios con la entrada de Tete. Quedaba mucho partido, pero nada había cambiado desde el 1-0. Al revés. Recuperando con celeridad tras pérdida, el Tenerife buscó el segundo. Montañés puso a prueba al incorporado Perales con un disparo desde fuera del área (68'). Con Casadesús cansado, Martí dio la alternativa a Juan Villar. Casi en su primer contacto con el balón, hilvanó una jugada con Aitor Sanz y Malbasic, que culminó este último adelantándose a Blanco en el corazón del área para empujar a la red (72').

El Nástic dio un obligado paso adelante. Pero solo disfrutó de una doble ocasión. Primero Tete aprovechó un despiste de Iñaki y, en el rechace, lo intentó Uche (77'). Respondió bien Dani Hernández, inmaculado hasta entonces. Cómodo y con espacios, el Tenerife disfrutaba. Montañés forzó la segunda amarilla de Suzuki (85') para sepultar cualquier mínima esperanza visitante y el partido se fue apagando a medida que el 90 se acercaba.

2-0

tenerife nástic tarragona

CD Tenerife: Dani Hernández, Raúl Cámara, Jorge, Aveldaño, Iñaki; Vitolo, Aitor Sanz, Tyronne, Juan Carlos, Malbasic y Víctor Casadesús. En el minuto 58, Montanés sustituyó a Tyronne; en el 69, Juan Villar entró por Casadesús; y en el 86, Brian Martín reemplazó a Malbasic.

Nástic de Tarragona: Barragán (1), Suzuki (0), Carlos Blanco (1), Xavi Molina (1), Javi Jiménez (1); Tejera (1), Gaztañaga (1), Maikel Mesa (1), Abraham (1), Juan Delgado (0) y Manu Barreiro (0). Además, Perales (1) ocupó el lugar de Barragán (63'); Uche (1) suplió a Maikel Mesa (67') y Tete (1) a Delgado (69').

Árbitro: Isidro Díaz de Mera Escuderos (2), del Comité de Castilla La Mancha, asistido por Diego Santaúrsula Aguado y Guadalupe Porras Ayuso. Expulsó a Suzuki por doble amonestación (32' y 85'). Amonestó a Tyronne (18), Aveldaño (67'), Raúl Cámara (87') y Tete (92').

Goles: 1-0, m. 63: Malbasic, de penalti; 2-0, m72: Malbasic remata en el corazón del área adelantándose al defensa después de una combinación entre Juan Villar y Aitor Sanz.

Incidencias: Partido de la octava jornada de la Liga 1 2 3, disputado en el estadio Heliodoro Rodríguez López ante 12.557 espectadores, según cifras oficiales. El encuentro fue ofrecido por LaLiga 123 TV a través de Vodafone, Orange y Beinconnect. Ambos equipos lucieron sus indumentarias habituales. El Iberostar Tenerife recibió el aplauso del público en los prolegómenos del choque por su reciente título en la Copa Intercontinental, trofeo que no enseñaron.