Santa Cruz de Tenerife

Fin a un desencuentro de 34 años

Tenerife y Cultural Leonesa, rivales este sábado en el Heliodoro, no se enfrentan desde el 1 de mayo de 1983, día en el que los blanquiazules, entrenados por José Ramón Fuertes, dejaron casi resuelto un ascenso a la Segunda División A.
J. Ruiz
7/nov/17 6:06 AM
Edición impresa

A unque son dos clubes con casi la misma edad, CD Tenerife (fundado en 1922) y Cultural y Deportiva Leonesa (1923) solo han coincidido en la misma categoría en ocho temporadas, tres en Segunda División y el resto en Segunda B. Este sábado, en el Heliodoro Rodríguez López, pondrán fin a un desencuentro de 34 años y medio.

Los partidos entre tinerfeños y leoneses se concentraron en los 70 y en el comienzo de la década de los 80. Finalmente desviaron sus caminos el 1 de mayo de 1983. Ese día se midieron por última vez. A falta de tres jornadas para el cierre de la campaña 1983/84 en el Grupo I de Segunda B, el equipo blanquiazul, situado en puestos de descenso a dos puntos del líder (Bilbao Athletic), recibió al penúltimo clasificado, una Cultural que acabó perdiendo una categoría que no pudo recuperar hasta 1987. Y no hubo sorpresas. El conjunto entrenado por José Ramón Fuertes se impuso por un rotundo 6-1, quedándose así a solo dos puntos del ascenso a Segunda División.

Ese éxito tardó en confirmarse dos fechas más. El Tenerife perdió en Tarragona ante el Nástic en el siguiente partido (8 de mayo), pero no dejó escapar más oportunidades y se aseguró el objetivo con una goleada sobre el Compostela (6-0) el 15 de mayo de 1983.

En la cita anterior en casa, el Heliodoro Rodríguez López registró un "lleno impresionante", informó El Día, y reunió en sus taquillas una recaudación aproximada de 4 millones y medio de pesetas (unos 27.000 euros). Fue el anticipo de la fiesta que se viviría en el mismo estadio dos domingos más tarde.

Porque el escenario de preascenso cogió forma en la última visita de la Cultural al recinto santacrucero. La situación en la tabla de cada equipo se hizo notar en el césped y los blanquiazules no tardaron en poner de su lado el resultado. Agustín Lasaosa, máximo anotador de los tinerfeños en aquella campaña, firmó el 1-0 en el minuto 3 para abrir una cuenta que acabó en media docena de tantos para los anfitriones. Se unieron al festival Rubén Cano (minuto 35, de penalti), David Amaral (51'), de nuevo Lasaosa pero de falta directa (57'), Masqué (65') y otra vez David (80'). El único gol visitante fue obra de Gerardo, quien batió a Aguirreoa en el minuto 71.

Aquella noche, José Ramón Fuertes alineó de inicio a Peio Aguirreoa, Mini, Irusta, Paco, Manolo, Noly, Alberto, David Amaral, Agustín Lasaosa, Rubén Cano y Masqué. Además, realizó un cambio, el de Lolín por un lesionado Lasaosa.

Por su parte, la Cultural jugó en el Rodríguez López con Isidro -había militado cedido en el Real Unión tinerfeño-, López, Nando, Ferreras, Ríos, Gerardo, Herrero, Pedro, Nuevo, Casimiro y Esteban. Fuentes también tuvo sus minutos como suplente en la escuadra preparada por el asturiano Miguel Ángel Montes, quien salió del estadio asombrado por la respuesta del público. "El Tenerife tiene una afición que ya quisieran muchos equipos de Primera División; así se puede ir a cualquier parte", comentó antes de dejarle el protagonismo a su paisano Fuertes. "La Cultural me pareció un equipo que menea muy bien la pelota, pero es que nosotros estábamos muy acertados de cara al gol", declaró el "Terremoto", dispuesto a no dar por seguro en ese momento algo que terminaría llegando. "Todavía no estamos ascendidos; faltan dos puntos", advirtió un técnico que pasó a la historia por llevar al Tenerife de regreso a la Segunda División A.

Y el Athletic, campeón

El mismo día de la última visita de la Cultural al Heliodoro, el Athletic se proclamó campeón de Primera. El equipo entrenado por Clemente derrotó por 1-5 a una UD Las Palmas que descendió a Segunda con ese resultado y se aprovechó del tropiezo del Real Madrid en Mestalla para llevarse el título. "Si el Tenerife se hubiera jugado la Liga en Valencia, habría sido campeón", bromeó Fuertes tras la goleada a la Cultural.

Lo dirigió Arcas padre

El árbitro del Tenerife-Cultural de 1983 fue Arcas Navarro, padre de Francisco Manuel Arcas Piqueres, colegiado alicantino que se retiró en 2010 y que llegó a pitar diez partidos disputados por el Tenerife.

Anécdotas de la noche

Los dos equipos acordaron mostrar su apoyo a los futbolistas que llevaban varias semanas de huelga, a las puertas de la sede de la Federación Española, como protesta por unas cantidades que les adeudaban. Por ello, el partido comenzó con tres minutos de retraso. La espera fue amenizada por un grupo de majorettes y por la banda de música de Bajamar.

¿Qué fue de la Leonesa?

Tras bajar a Tercera al final de la Liga 1982/83, la Cultural tardó cuatro años en volver a la Segunda B, en la que desarrolló casi toda su trayectoria, menos en las temporadas 94/95, 11/12 y 12/13, en las que volvió a caer al escalón inferior. Casualmente, las dos últimas campañas de la Leonesa en Tercera coincidieron con el paso del Tenerife por la Segunda División B. No habrían formado parte del mismo Grupo, pero ni siquiera así se reencontraron en una misma categoría. Hasta ahora.