Santa Cruz de Tenerife
CARLOS RUIZ FUTBOLISTA DEL CLUB DEPORTIVO TENERIFE

"Dicen que estamos fatal, pero aún así no nos ganan"

J. Ruiz, Santa Cruz de Tenerife
10/nov/17 6:06 AM
Edición impresa

En la plantilla del Tenerife no han modificado el rumbo. El ascenso continúa siendo el único objetivo, y si se puede conseguir evitando la promoción, mejor. Carlos Ruiz Aranega (Granada, 20-7-83), uno de los cuatro capitanes, asegura que "el equipo se siente capaz de meterse en los puestos de arriba".

¿Qué tal ha ido la semana?

Estamos con ganas de competir. Ya va tocando ganar después de cinco empates consecutivos.

Se les ha visto preparar el partido ante la Cultural de forma muy minuciosa. ¿Qué claves esconde?

La Cultural es distinta a los adversarios que hemos tenido en casa. Nos hemos enfrentado a equipos que compiten muy bien pero que, quizás, no tienen tanta posesión. Este es el que más pases realiza de la categoría y tiene la premisa de salir con el balón jugado. Por eso es un rival muy peligroso.

¿Qué pautas deben seguir?

Fuera de casa nos hemos enfrentado a rivales que son parecidos a la Cultural, y son los que más daño nos han hecho porque han superado nuestra línea de presión de una manera más o menos fácil y nos han llegado a la portería con un poco más de frecuencia que los equipos que han venido al Heliodoro. Habrá que aprovechar el riesgo que toman cuando salen jugando desde atrás para robar lo más arriba posible y crear ocasiones.

¿Le parece un partido más?

Venimos de enlazar cinco empates en Liga y este partido será importante, porque no queremos descolgarnos de los puestos de arriba. Todo pasa por ganar.

¿Qué necesitan cambiar para mostrarse como candidatos al ascenso cuando juegan fuera?

En casa estamos compitiendo muy bien y estamos siendo protagonistas, pero fuera sí nos está costando. A domicilio nos hemos enfrentado casi siempre a equipos que intentan ser dominadores y que dan algo más delante de su afición. Es un debe que tenemos. Hay que intentar que no se vea una versión distinta a la de casa y esperamos que con el paso de las jornadas lo vayamos consiguiendo.

¿El equipo está cómodo siendo protagonista con el balón?

Nuestra premisa es la de tener el balón para ser protagonistas y sufrir menos. Y en casa lo estamos consiguiendo. Pocos equipos nos han discutido la posesión y eso nos ha llevado a tener más ritmo de juego y a generar más ocasiones que fuera de casa.

¿Qué se puede esperar de la mejor versión del Tenerife?

Quizás ahora no estamos en un buen momento, y aún así no nos ganan. Eso dice mucho de nosotros. En esta categoría es muy difícil ser dominador los 90 minutos y pasarle por encima a un rival. En cuanto a dar nuestra mejor versión, simplemente pasa por competir en cada acción, que nos generen poco y generar mucho.

¿Sienten ansiedad por la serie de jornadas que llevan sin ganar?

En el vestuario, el ambiente sigue siendo el mismo. Tenemos muchas ganas de ganar y de vernos arriba, porque eso nos dará mucha más confianza. Pero hemos vivido situaciones mucho peores. Hay mucha alarma en torno al equipo pero, al final, estamos a cinco puntos del líder. La gente dice que el equipo está fatal, y siendo así no nos ganan. Hay una doble lectura. Sabemos que el nivel de la plantilla es muy alto y que las expectativas también lo son, y que tenemos que responder. Solo nos falta un pelín para que los empates se conviertan en victorias. Con cuatro puntos más, no habría incertidumbre en torno al equipo. Y nos vemos capaces de meternos en el grupo de arriba. Esperamos limar los detalles que lo están impidiendo.

¿Cómo manejan en la plantilla la inquietud del entorno?

Nos abstraemos. Entendemos que se cree esa alarma porque nos hemos tirado un mes sin ganar, pero dentro debemos tener la calma suficiente para saber que la Liga es muy larga y que en cada jornada tendremos una oportunidad de ganar.

¿Asumen la exigencia de ser un candidato firme al ascenso?

Asumimos que tenemos una plantilla muy buena y un equipo muy competitivo, y que tenemos que responder y estar lo más arriba posible. Y entendemos la presión del entorno, pero dentro debemos tener tranquilidad. Si nos volvemos locos, no será nada bueno.

¿Le parece una carga excesiva exigirse el ascenso directo?

Tenemos que vivir cada semana como una oportunidad de ganar y no mirar más allá. Deseamos mejorar el resultado de la temporada pasada y eso significa ascender de una manera u otra. Ojalá sea de forma directa y que evitemos el "playoff". Queremos llegar con opciones a la última jornada, y el único camino es el de competir cada semana. Es el mensaje que nos da el míster.

¿Cómo está Martí?

Bien, como siempre. Sigue transmitiéndonos mucha confianza, corrigiendo los detalles que no hacemos bien y haciendo hincapié en lo que hacemos bien, que es mucho. Hay una unión patente con el cuadro técnico en cada entrenamiento. Es fundamental que creamos en su mensaje.

¿La renovación del contrato de Suso Santana se ha recibido como otro estímulo para el grupo?

La continuidad de un jugador importante como él es una buena noticia. Es el capitán, un líder.

El "núcleo duro", tal como definió Martí a Suso, Cámara, Aitor, Vitolo, Dani, a usted..., no ha dicho su última palabra. ¿Sienten que merecen cruzar la meta?

Pensamos que sí, pero hay 19 equipos más que piensan lo mismo. Después de muchos años juntos y de la relación tan buena que tenemos, claro que nos gustaría festejar algo así. Pero el camino es muy largo y hay que seguir adelante ganando a la Cultural.

Por tanto, se resisten a dar por imposible el ascenso a Primera.

Sabemos que algunos ya vamos cumpliendo una edad y que se nos van presentando menos oportunidades, pero eso hace que cada semana nos comamos el césped para poder llegar a Primera.

¿Qué más le aporta la veteranía?

Compito mejor y sé llevar mejor las distintas facetas del juego. Me encuentro muy bien físicamente y cada día llego a los entrenamientos con las mismas ganas o más. Seguiré dando guerra.

¿Cómo se las arregla para mantener vivo ese espíritu?

He tenido la mala suerte de jugar muchos años en Tercera y en Segunda B, y para mí estar en Segunda A ya es un sueño que llevo viviendo durante seis años. Teniendo los pies en el suelo y viendo de dónde viene uno, es más fácil conservar esa ilusión de trabajar y de competir a diario. Es un orgullo estar donde estoy.

¿En Getafe vio pasar el último tren para llegar a Primera?

Los días posteriores fueron durísimos. Estuve casi una semana llorando. Pero cuando iniciamos la pretemporada, toda esa frustración se convirtió en ilusión y en ambición. Si habíamos estado tan cerca, ¿por qué no íbamos a volver a pelear por un ascenso?

Acaba contrato en junio. ¿Es pronto para hablar de su futuro?

Sí. El caso de Suso es excepcional. Los demás tenemos claro que para seguir debemos jugar el mayor número posible de partidos.

¿Si dependiera de usted...?

Estoy muy feliz aquí. Cada día me identifico más con el Tenerife.