Santa Cruz de Tenerife
JOSÉ ANTONIO MARTÍN OTÍN "PETÓN" CONSEJERO DELEGADO DE BAHÍA Y COMENTARISTA

"El Tenerife tiene un equipazo para disfrutar... o sufrir si eres del rival"

J.J.R. (@juanjo_ramos), S/C de Tfe.
15/nov/17 6:07 AM
Edición impresa

José Antonío Martín Otín "Petón" habla y se hace escuchar en la radio, en la Cadena Cope. Pero es mucho más. Escritor, exfutbolista y representante. Descubrió a Fernando Torres y ha conducido parte de la carrera de Vitolo, Jesús Navas, Raúl García, Dani Parejo, Illarramendi, Camacho, Monreal o el tinerfeño Pedro. Es consejero delegado de Bahía Internacional, la agencia de representación más importante de España, cuya influencia en la SD Huesca es mayúscula. Petón jugó allí una década y es fiel aficionado al club. Nació en Madrid, pero se considera aragonés. Por eso, también colaboró en la salvación del Real Zaragoza en 2014.

Supongo que verá el Huesca-Tenerife del próximo sábado.

No me pierdo un partido si puedo. Jamás. He tenido recientemente el privilegio de estar en el partido de máxima rivalidad aragonesa contra el Zaragoza y el sábado pasado en la visita al Barcelona B y disfrutar del momento en que se encuentra el equipo, que es maravilloso.

Hablar del Huesca es hacerlo del actual líder de la Liga 123. ¿Se lo imaginaba?

Pues sí. No quiero hacer un alarde de hipocresía y decir que es una sorpresa porque sería mentir. Yo intuía que el Huesca iba a estar arriba del todo. De verdad. Cuando mantienes la base de un equipo que ha jugado la promoción y añades jugadores que sabes que será difícil que no funcionen te permites albergar la esperanza de lo que está sucediendo ahora.

De esos jugadores que ha añadido hay alguno muy interesante como Cucho Hernández, además de otros ya con caché como Gonzalo Melero.

Sí, Cucho ha anotado dos goles en casa y otros dos en Barcelona. Lleva ya nueve goles. Melero, que es centrocampista, ya lleva siete y la está rompiendo igualmente. Por sus últimas actuaciones se ha destacado un poco Cucho, pero es que encima hay un factor importante: tiene 18 años. Encontrar un jugador con esa agilidad para llegar a la portería contraria, mantener la serenidad, hacer goles y cumplir lo que le pide el entrenador, tanto en el toque como en el apartado defensivo? No es fácil con esa edad.

Llegan los elogios, siempre peligrosos a esas edades.

No, pero es un encanto de crío. Para comértelo. Si yo fuera su representante, me dedicaría a buscarle equipo y no le daría demasiados consejos. Viene bien hecho de cuna y ha tenido una educación de unos padres extraordinarios. Además, en un lugar no sencillo como interior colombiano.

¿Tiene techo?

Con 18 años y haciendo lo que está haciendo, la élite del fútbol mundial.

Le he leído que le gustaría jugar en el Real Madrid.

Lo dijo con 11 años. Un niño y desde Colombia puede decir lo que quiera. Pero ahora ya cambia la cosa. Si viene el Barcelona o el Atlético de Madrid no creo que tenga problema en irse allí (ríe).

En el caso de Melero, ¿por qué no está jugando en Primera?

Ha despertado el interés de varios equipos, pero el chico entendió que un año más en el Huesca le vendría muy bien. Y ahora está terminando de estallar. Dice mucho en su favor porque no todo el mundo es tan prudente con 22 años. Puede crecer aún más. Es un futbolista sensacional.

¿El Huesca es un club modesto entre gigantes?

Se me vienen a la cabeza el Granada, el Atlético Osasuna, el Sporting de Gijón, el Real Zaragoza, el Rayo Vallecano, el mismo Tenerife, el Almería, el Córdoba? Es navegar con un bote entre transatlánticos. Pero si tienes el rumbo firme, por seguir usando el símil náutico, puedes llegar a buen puerto. Creo que eso lo hacemos bien.

¿Puede convertirse el Huesca en el Éibar, el Girona o el Leganés el año que viene?

El fenómeno más parecido es el del Éibar. Creo que sí, que está en una situación para pensar que en un equipo que, si sigue jugando así, puede llegar a Primera División. Es muy difícil porque ya hemos mencionado la retahíla de equipos, todos con plantillas amplias, que tiene como rivales. Pero tal y como está jugando el Huesca, que yo recuerde, no he visto tan constantemente a ningún Segunda. El Levante del año pasado tenía un gran potencial, pero es que el Huesca de este año es además vistoso. Vamos a ver cuánto lo puede alargar el entrenador.

Usted que tiene vinculación sentimental también con el Real Zaragoza, ¿cómo lleva eso de que el chico se esté comiendo al grande?

Fenomenal. Yo soy del Huesca, jugué diez años allí y sí es verdad que considero que el Zaragoza es patrimonio de la Comunidad. Como aragonés entendí que ayudarlo a seguir adelante era lo que tocaba hacer en su momento cuando participé en su salvación.

Hábleme del Tenerife. ¿Lo ve peleando por el ascenso?

Desde que llegó a la presidencia Miguel Concepción, lo veo mejor cada año. Ha logrado empatar la temporada pasada con la actual. Lo demuestran hechos como el fichaje de Samuele Longo, al que querían muchos equipos. Pero él eligió el Tenerife. Tiene un encanto especial el Heliodoro Rodríguez López. Me consta porque me pasaba cuando iba a jugar. Pensaba: "¡Qué sitio más bueno!". Y nuestro presidente, Agustín Lasaosa, lo conoce aún más.

¿Lo ve como candidato al ascenso de nuevo?

Sin duda. Estará arriba. Y con un muy buen entrenador como José Luis Martí, seguro además.

¿Lo ve como un técnico de futuro? Aquí se le ha discutido.

El único que no tiene enemigos es el agua caliente y hace poco me encontré a un chico que me decía que se duchaba siempre con agua fría porque le hacía daño el agua caliente. ¡Ni el agua caliente se libra ya! Pero basta con recordar el Tenerife que se encontró José Luis Martí a su llegada. Yo sé lo que ha hecho desde entonces, me acuerdo del juego que ha conseguido hacer el equipo con él, que ha tenido una idea. Los desmemoriados podrán olvidarse. Los que no coincidan en su visión futbolística, también. Pero nadie puede negar la sal y el pan. Ahí está su trabajo. Desde fuera de la Isla, con otra perspectiva, a mí no me merece más que admiración.

Pero esta es una plaza con mucha presión.

En todos los sitios es más difícil manejarse porque hay muchas voces que cantan al oído. Eso puede distorsionar la melodía. Tenerife no es una plaza fácil porque ha conseguido cosas muy grandes, éxitos fenomenales. La gente lo recuerda y quiere que este equipo, que no es el mismo, haga lo mismo que aquellos.

¿Qué destacaría de la plantilla del Tenerife?

Me gusta extraordinariamente don Daniel Hernández, al que considero uno de los tres mejores porteros de Segunda. A partir de ahí, encuentras las cosas buenas en todas las líneas. El futuro, por ejemplo, es para Jorge. Está claro. Lo tiene delante y solo falta que llegue su día. Está escrito que jugará más arriba todavía. Es uno de esos futbolistas que un club como el Tenerife disfruta y traspasa. Tiene potencial. No hay tantos centrales en España y este está muy dotado. ¿En el medio? Nos podemos preguntar por qué no juega Alberto, que sería titular en casi todos los equipos. Pero es que están Vitolo y Aitor (Sanz). ¿Cómo los quitas? Delante tiene mucho, entre Longo y Malbasic, para hacer disfrutar al aficionado. Y como me va a pasar a mí el sábado si eres del rival, sufrirlos. Es un equipazo.

¿Es esta Segunda División el último reducto romántico del fútbol?

No, no. De eso ya no queda nada. Es fútbol profesional. Hay que olvidarse porque eso se acabó. Y creo que es lo que exige el paso de los tiempos.