Santa Cruz de Tenerife

El Sevilla confirma su pase en Maribor

El equipo andaluz sumó el punto que necesitaba para lograr su clasificación matemática, aunque la derrota del Spartak también le servía para acceder a los octavos de final Ganso evitó la derrota.
Efe, Maribor (Eslovenia)
7/dic/17 6:04 AM
Edición impresa

El Sevilla arrancó un empate en Eslovenia ante el Maribor, resultado que le valía para, matemáticamente, ser segundo del Grupo E y pasar a los octavos de la Liga de Campeones, aunque la goleada del Liverpool ante el Spartak de Moscú (7-0) también le hubiera dado el pase con una derrota.

El conjunto andaluz se vio sorprendido en la primera parte con un tanto a los diez minutos del brasileño Marcos Tavares y estuvo muy atrancado en las labores de crear peligro, pero en la segunda apretó algo más y otro brasileño, Paulo Herique Ganso, que había salido en ese período, logró el empate.

Antes de cumplirse el minuto diez, una jugada mal defendida por el equipo hispalense concluyó con un centro desde la derecha y el balón al segundo palo, donde solo el goleador del equipo, Marcos Tavares, marcó a placer de cabeza.

El partido avanzó hacia su final con poca historia, porque el Sevilla siguió sin verlo claro, aunque Ben Yedder tuvo otra para el empate (72'), preludió de la de Ganso a falta de un cuarto de hora para el final, en la que encontró la colaboración del meta local para poner el 1-1.

De ahí hasta la conclusión, fue el Sevilla, pese a que conocía la goleada del Liverpool, el que puso más empeño en ganar.

1-1

maribor-sevilla

Maribor: Handanovic; Martin Milec, Marko Suler, Jeane Claude Billong, Mitja Viler; Blaz Vrhhovec; Aleks Pihler (Vrsic, 79'), Marwan Kabha; Gregor Bajde, Damjan Bohar (Hotic, 90'); y Tavares.

Sevilla: Sergio Rico; Mercado (Jesús Navas, 69'), Kjaer, Lenglet, Escudero; Pizarro, Krohn-Dehli (Ganso, 59'); Sarabia, Éver Banega, Correa; y Ben Yedder (Muriel, 76').

Árbitro: Ovidiu Hategan (Rumanía). Amonestó a Pihler, Bohar y Milec.

Goles: 1-0, m. 10: Tavares. 1-1, m. 75: Ganso.

Incidencias: Estadio Ljudski de Maribor. Unos 13.000 espectadores.