Deportes
LO ÚLTIMO:
Prisión incondicional para el denunciado por lesiones e intento de agresión sexual en Adeje leer

El clásico, visto desde la cabeza

Fabián Rocha, puntal del Rosario, y Óliver Gil, su homólogo en el Tegueste, analizan la importante luchada que se disputará mañana en el Terrero "El Chaval I" de Valle de Guerra.
J. Rguez.
12/ene/18 6:14 AM
Edición impresa
El clásico, visto desde la cabeza

L a brega regresa a la arena tras el periodo navideño y lo hace con las miradas centradas en lo que va a ocurrir mañana en el Terrero José Gutiérrez "El Chaval I" de Valle de Guerra. Si los clásicos entre el Rosario Estación de Servicios El Mirador Lavandería Mara y el Tegueste Mercatenerife ya son atractivos de por sí, los aditamentos que se añaden en función de la marcha de ambos en la Liga Cabildo de Tenerife de Primera Categoría lo hacen aún más.

Se medirán los dos primeros clasificados de la competición, igualados a puntos -16- y cuyo enfrentamiento de la primera vuelta también se saldó con tablas (12-12), en el Terrero Insular Mencey Tegueste. En aquella noche de comienzos de noviembre, los dos puntales acabaron eliminándose.

Fabián Rocha, adalid del Rosario, y Óliver Gil, máximo exponente del Tegueste, pueden volver a verse las caras, tal y como han hecho en incontables ocasiones. O quizás, no. Lo que es bastante probable es que alguno de los dos sea el protagonista del clásico insular.

EL DÍA quiso sondear tanto al güimarero como al teguestero a falta de escasos días para una contienda sin favoritos, según sus propias palabras, que puede suponer un antes y un después en el desarrollo del torneo doméstico.

"Va a ser una luchada bastante difícil, pero como todas en esta Liga. No ha habido ninguna fácil. Los equipos están bastante fuertes. El año empieza bastante bien para los aficionados a la lucha canaria con este duelo ante el Tegueste", comienza argumentando Fabián. El sureño no duda a la hora de declarar que la luchada "va a decidir en buena medida quién puede ser el campeón. El Tegueste tiene un muy buen equipo. Como en los últimos años, está demostrando que tiene un conjunto para competir por la Liga, pero también nosotros", no se arruga.

En los mismos términos se manifiesta Gil. "Está claro que es la luchada más importante de la Liga. No es definitiva, pero sí aclaratoria sobre quién se puede llevar el campeonato. Somos primero y segundo, con bastante ventaja sobre el tercero -cuatro puntos le llevan ambos al Chimbesque-, y el que gane dará un golpe bastante duro sobre la mesa", señala un puntal acostumbrado a este tipo de duelos. "Los disputo desde que tengo uso de razón y luchar contra el Rosario siempre es especial".

Pero, ¿dónde puede estar la llave para decantar la balanza hacia un lado o hacia el otro? El puntal de los valleros sabe que su rival "es más completo" en cuanto a los efectivos de "cola". Aunque señala al destacado "Mahamadou Camara" como una hueste a eliminar para encauzar el encuentro. "Está claro que su luchador más importante es Óliver, pero su tripleta de destacados Rubén Galván, Taylor Hernández y Argeo García están dando mucho que hablar. El Tegueste ha ido de menos a más y ahora mismo están al 100%", no ahorra en elogios Rocha.

Veterano en estas lides, el puntal A teguestero sabe que cualquier punto puede ser relevante de cara al desenlace de la brega. "La clave está en todas las sillas. El Rosario no es un equipo que tenga muchas fisuras. El Pollo de la Candelaria -Agustín González- está en buena forma y quizás sea el hombre que haya que quitar para llegar arriba con ventaja. Tienen luchadores de sobra como para estropearte la lucha por otro lado", asevera Óliver Gil.

El Tegueste ha sabido sacar partido de la continuidad de buena parte de sus luchadores en los últimos años. "Es importante el grupo humano que hay. Da gusto ir a entrenar", explica un Gil que reconoce dicha unión como vital "a la hora de obtener resultados".

Tras la salida de los Ledesma -primero Eusebio, y luego Marcos y Javi-, el Rosario ha tenido que reconstruir su cabeza. Sin embargo, los valleros forman una "piña", según afirma Rocha. "Se nota a la hora de luchar", agrega.

Ambos esperan que la "familia" de la lucha se cite en masa en "El Chaval I", que verá un clásico con tintes que pueden ser definitivos.

Óliver

Gil

puntal a del Tegueste Mercatenerife

Fabián Rocha

puntal b del rosario lavandería mara

Rocha: "Es imposible sustituir a Marcos"

Cuestionado por cómo lleva el haber sustituido a una leyenda como Marcos Ledesma, el actual puntal del Rosario lo tiene claro. "No lo vengo a sustituir. Es imposible. El puntal que diga que sustituye a Marcos Ledesma creo que se equivoca. Marcos ha marcado una época y seguro que la seguirá marcando. Todavía le quedan muchos años de lucha. Me ficharon para dar otro aire y es lo que estamos intentando hacer. Es un aire también ganador. Si no conseguimos la victoria, por lo menos nos dejamos el alma. Contaron conmigo porque soy un luchador que va a luchar y a dar espectáculo, que es lo que quiere la gente", manifiesta sin dudar Fabián Rocha.

Gil, o el "honor" de ser denominado puntal A

Fue una de las sorpresas desveladas el pasado mes de julio tras el acuerdo del Comité de Clasificación de la Federación de Lucha Canaria. Óliver Gil vio ascendida su categoría a la máxima de la brega regional, la de puntal A. La de un selecto grupo que apenas componen otros cinco luchadores: los hermanos Marcos y Eusebio Ledesma, Añaterve Abreu, Álvaro Déniz y Ricardo Rodríguez "Medianito IV". "A nivel personal es un honor ser puntal A, pero a nivel deportivo no noto mucha diferencia", apunta Óliver Gil.