Deportes

El Canarias jugará ante un cuarto clasificado

Los aurinegros no dieron lugar a la sorpresa, entraron plenos de intensidad y acierto al partido y tomaron una ventaja (2-15) que fueron manejando con algunos altibajos Cuando el Neptunas se acercó (36-37), Ponitka colocó las cosas en su sitio.
Efe, Klaipeda
7/feb/18 6:24 AM
Edición impresa
El Canarias jugará ante un cuarto clasificado

El Iberostar Tenerife terminó con brillantez la primera fase de la Liga de Campeones de Europa FIBA al terminar primero de grupo tras imponerse con cierta claridad al Neptunas Klaipedas lituano, por 67-83, en un choque que dominó desde los primeros instantes. Su misión era ganar y hacerlo con el mínimo desgaste posible, principalmente debido a las lesiones de muchos de sus jugadores, por lo que el técnico griego reservó al base titular, Rodrigo San Miguel, que sigue con molestias en el isquio, aunque estuvo equipado en la cancha, además, Katsikaris movió bien el banco y no forzó en exceso a sus hombres importantes. El polaco Ponitka fue, una vez más, el líder del equipo tinerfeño, con buena actuación también del pívot Mike Tobey, que dominó el juego interior ante un rival que no supo como cortar la racha ofensiva de los tinerfeños. El inicio del choque fue espectacular para los visitantes. Intensos en defensa y acertados en ataque, eso les permitió irse pronto a los 13 de ventaja (2-15), con siete puntos de Mike Tobey. Poco a poco el cuadro lituano fue entrando en el partido una vez que el ataque visitante fue perdiendo fuerza y lo aprovecharon los locales para recortar distancia y llegar al término del primer cuarto con un 16-24. Con las rotaciones, el Iberostar Tenerife perdió fluidez ofensiva y, aunque logró alcanzar de nuevo una diferencia de trece puntos (23-36), el equipo lituano supo reaccionar de nuevo y con Zelionis y Sulskis en ataque llegaron a situarse a un punto (36-37, tras un parcial claro de 13-1). Fue en el inicio del tercer cuarto cuando el equipo de Fotis Katsikaris dio un arreón importante. Ponitka, de nuevo, fue el protagonista, a sus "uno contra uno" verticales hacia canasta, que la mayoría terminaban dentro, se le unió su acierto en los lanzamientos y en el minuto 22 ya había anotado 22 puntos (38-50). El conjunto insular volvía a controlar el partido con dominio interior y buena defensa, mientras que Klaipedas no encontraba por donde atacar, y solo acciones aisladas de Johnson y Sulskis impedían que el cuadro canario se fuera en el marcador. Mientras que Katsikaris intentaba seguir con sus rotaciones de jugadores, el conjunto lituano probó con una defensa zona y los visitantes volvieron a tener problemas con su equipo "reserva". Llegó un parcial de 10-0 para el Neptunas, lo que provocó el regreso de Abromaitis, Tobey y White por unos irregulares Borg, Allen y Fran Vázquez, se volvió a nivelar el juego y el marcador en el último cuarto, y poco a poco el Iberostar fue aumentando su diferencia hasta que White puso el 62-75 a falta de cuatro minutos que parecía casi decidido el choque. En los últimos dos minutos, Katsikaris dio minutos a Niang y Bonde, que no habían jugado.

Katsikaris: "Le doy la enhorabuena al equipo"

El entrenador aurinegro, Fotis Katsikaris, quiso "darle la enhorabuena al equipo, que ha hecho una muy buena primera fase". El heleno destacó que su conjunto hizo "un buen trabajo ofensivo en el primer cuarto. Perdimos un poco el ritmo en el segundo. Era normal que el Neptunas reaccionase, pero en el tercero volvimos a controlar el juego", concretó.

El Medi Bayreuth, primer posible rival canarista

En virtud de ser primer clasificado de su grupo, el Iberostar Tenerife solo se podrá medir a un cuarto clasificado de otro grupo en los cuartos de final de la Basketball Champions League. En el sorteo a celebrar el próximo miércoles, el Canarias ya conoce que el teutón Medi Bayreuth, cuarto del Grupo C -dejó fuera de la competición al Movistar Estudiantes, quinto-, podría ser su rival. Los otros dos se conocerán esta noche, cuando se celebre la última jornada de los grupos A y D.