Deportes
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Cohen, exabogado personal de Trump, condenado a 3 años de prisión leer

Los lazos del campeón

Juan Luis Santana, mandador de un Rosario que se ha hecho con el entorchado insular de Primera Categoría, pone en valor la fortaleza de un grupo al que cataloga de "pequeña familia".
J. Rodríguez
13/feb/18 6:22 AM
Edición impresa
Los lazos del campeón

"L os problemas personales de todos se compartían. Hemos formado una pequeña familia. Hacía años que no estaba en un vestuario como este". El testimonio que aporta Juan Luis Santana, mandador del Rosario Estación de Servicios El Mirador Lavandería Mara, da la medida de los vínculos establecidos de cara a alcanzar éxitos. El primero de ellos cristalizó el pasado fin de semana con la consecución de la Liga Cabildo de Tenerife de Primera Categoría.

"El campeonato sabe a gloria porque ha sido bastante trabajado y sufrido. Solo la gente que está dentro sabe lo que hemos entrenado y el grupo que hemos formado", comenta un Santana que agrega que "la plantilla no se configuró para ganar títulos, sino para dar el máximo espectáculo a la entendida afición del Rosario y de toda la lucha en general".

Sin embargo, las victorias se fueron acumulando -cuatro en los primeros cinco compromisos- en las arcas laguneras. Hasta que llegó una luchada clave: la visita del Tegueste al Terrero José Gutiérrez "El Chaval I". El clásico se quedó en Valle de Guerra, y a partir de ahí "nos creímos que podíamos conseguir el título. Ese triunfo fue un trampolín para aferrarnos a la primera plaza y no soltarla ya más".

Todo ha venido rodado, pero al principio de temporada no parecía que pudiese ser así. El equipo se quedó sin la saga Ledesma, que jalonó los triunfos valleros en los últimos años. En especial, sin Marcos -firmó por el Chimbesque-, un puntal "insustituible" y el mejor "para ganar títulos. Pero entendimos que había que cambiar radicalmente tanto por él como por nosotros. Era su cuarto año aquí y, se quiera o no, él se acomoda y nosotros nos acomodamos a él. Si Marcos quiere, no cae con nadie. Buscábamos un puntal que fuera más al ataque, que luchara y que gustara en Valle de Guerra", argumenta Santana.

"Fabián -Rocha- era el idóneo", acompañado por un Agustín González "Pollo de la Candelaria" que "se siente muy querido en Valle de Guerra y al que cada vez que le tocamos a la puerta, nunca nos dice que no". Formada la dupla de puntales de ataque, "intentamos compensar. El mejor destacado A, que ya conocíamos y que nos aportaría veteranía, era Raúl González. Solo quedaba salir al campo y que la gente viniese a ver al Rosario porque gusta verlo luchar. Si a eso le sumas que ganas un gran porcentaje de las luchas, pues chapó".

El entrenador no se olvida del resto de sus luchadores, como Juan Pedro León, "que ha tenido problemas con las lesiones"; el juvenil Nicolás Rodríguez, "un comodín"; Ángel Andrés Luis "El Chamo", "que ha rendido como un buen libre"; o Carlos Peraza, "que ha hecho una gran temporada. Cada uno ha hecho su papel" para que la familia vallera sea de campeonato.

Juan Luis Santana

mandador del rosario de valle de guerra

"El Rosario es capaz de todo" en el Regional

A falta de una luchada para cerrar la Liga Cabildo de Tenerife de Primera Categoría -el Chimbesque será el último adversario, en el que será el regreso de Marcos Ledesma al Terrero José Gutiérrez "El Chaval I" de Valle de Guerra-, el conjunto lagunero ya está centrado de lleno en el Torneo Disa Gobierno de Canarias. De momento, el Rosario es el líder del Grupo B con dos jornadas celebradas. Eso sí, "el único objetivo que nos hemos marcado es meternos en cuartos de final", señala el mandador Juan Luis Santana. "Si no fuese así, acabaría muy pronto la temporada y necesitamos cubrir el presupuesto. Todo lo que viniera sería muy positivo. Unas semifinales serían palabras mayores". En cualquier caso, Santana no pone cortapisas. "El Rosario es capaz de todo. Puede ser que demos un susto en la Regional", dijo.