Deportes
SESÉ RIVERO DIRECTOR TÉCNICO DE FILIALES DEL CLUB DEPORTIVO TENERIFE

"Ascender el filial a Segunda B sería cumplir un reto importante"

El Día, Santa Cruz de Tenerife
16/may/18 6:25 AM
Edición impresa
"Ascender el filial a Segunda B sería cumplir un reto importante"

Juan José Rivero, director técnico de filiales del CD Tenerife, está feliz después de una temporada en la que considera que el trabajo de cantera ha dado sus frutos también en forma de resultados. Ahora espera coronarlos con el ascenso del filial a Segunda B y un buen papel en la Copa del Rey juvenil.

¿Qué nota le pone al CD Tenerife B hasta ahora?

La nota es alta porque el trabajo que se ha hecho a lo largo de la temporada ha quedado culminado además con el Campeonato de Tercera División. No es solo por el puesto, sino por la competitividad.

¿Destaca más el filial por el bloque que por las individualidades?

Es un equipo difícil de batir. Son muy solidarios, trabajan como grupo muy bien y eso es un valor. No está exento de calidad. Brian Martín ya ha disfrutado de minutos con el primer equipo y hay otros futbolistas que también la tienen. Pero estas eliminatorias las tienes que abordar como equipo. Creo que somos muy compactos y el "Ínter" de Madrid es parecido en ese sentido.

¿Ha tenido mucho peso en ese éxito Mazinho?

Sin lugar a dudas. Por mucho que queramos desde la dirección, los entrenadores son los que le dan el carácter y el matiz personal. Este equipo tiene las señas de identidad de Leandro Cabrera "Mazinho", aunque se haya basado en un modelo de juego, en una idea y en un concepto de disciplina que marca la entidad y a la que él se ha adaptado perfectamente, está claro que le ha dado cosas suyas.

Entiendo que su adaptación al Tenerife es total.

Es un entrenador que lleva muchos años en distintas categorías y en la base. Ya sabíamos que era un trabajador nato. Quico (de Diego) también cumplió muchos de esos objetivos. Nos hemos decantado por este entrenador porque cumple los requisitos que pedíamos desde la coordinación del fútbol base para darle continuidad. No nos hemos equivocado.

¿Seguirá en el Tenerife B?

Estamos muy contentos con él, pase lo que pase a partir de ahora. Hemos demostrado que queremos dar continuidad siempre que se cumplan los requisitos fijados desde el fútbol base.

¿Prefería un rival distinto al "Ínter" de Madrid?

Llegados a este punto, asumimos el rival que toca. Todos son difíciles porque son campeones de su región. Va a ser un enfrentamiento igualado, difícil y, como no solo se trata de juego y competitividad, también habrá que tener fortuna para superarlo. Es un equipo que mezcla juventud y veteranía, al que le gusta jugar al fútbol, con un central veterano y otro joven, que repliega bien sin balón y que es peligroso a balón parado.

¿Ayudará jugar la vuelta en casa?

Hoy en día es muy difícil saberlo. Pero el sorteo ha deparado eso. Leandro está preparando el partido de ida y luego ya pensaremos en la vuelta en función de cómo salga la ida. Lo mejor es que pasemos la eliminatoria.

Hay que marcar fuera de casa.

Un gol te da muchas posibilidades, pero que no te marquen también. El valor doble siempre te da una pequeña ventaja. De todas formas, soy más de mirar el cómputo general. Estar preparados desde el inicio y que no te sorprendan porque en pequeños detalles se te puede ir.

¿No pensaron jugar en el Heliodoro el "playoff"?

Nos lo planteamos, pero sobre todo por los aficionados. Sabemos que la Ciudad Deportiva es un hándicap para que acuda gente, pero también es cierto que es donde vienen entrenando y jugando el equipo. Las gradas se pueden quedar pequeñas, pero de antemano pedimos disculpas por esa situación. Queremos que los chicos estén en las condiciones habituales.

¿Qué supondría el ascenso?

Primero, cumplir un reto importante. Estar en la Segunda B es difícil porque es una categoría muy dura, como demuestra el hecho de que hay entre 12 y 14 equipos dependientes de clubes profesionales. Este año han descendido Córdoba B y Zaragoza Aragón. El Atlético B estuvo dos temporadas en Tercera y el Betis B, que acaba de bajar de nuevo. Hay que hacer los esfuerzos necesarios para preparar bien a nuestros futbolistas y apuntalar alguna posición para aportar lo que nos falte. El otro reto, si se asciende, es intentar consolidarlo viendo el panorama.

¿Se plantea reforzar el filial también con mayores de 23 años como han hecho otros equipos?

No soy muy partidario, más allá de que algunos que lleven tiempo sigan con nosotros. Otra de las claves es ver quiénes tienen condiciones más allá de lo que es el Tenerife B. No creo que haya que rodearse de mayores de 23 años para salvar la categoría. Estaríamos cerrando el paso a gente joven. Creo más en gente de nivel que pueda progresar. No creo que haya que cambiar en demasía las tornas, reiterando que es muy complicado.

Tendrían que tomar decisiones importantes: el campo en el que jugarían, el gasto a realizar para que no afecte al primer equipo...

Hay decisiones que debemos tomar pensando en lo mejor para el club. Y luego hay una reglamentación (tope salarial de LaLiga) que no nos podemos saltar. Ahora nos centrarnos en este "playoff" y ojalá tengamos esos problemas. Pero los fichajes no se harán a base de talonario. Los jugadores no pueden venir por dinero, sino por la posibilidad de crecer y llegar al primer equipo.

¿Y hay jugadores ahora preparados para dar el salto?

Hay jugadores con posibilidades, pero el devenir del primer equipo te da esas posibilidades o no. Con la secretaría técnica también hablaremos para acordar qué jugadores deben asomarse al primer equipo. Hay distintos momentos o estados de forma, incluso necesidades del primer equipo?

En cuanto al Juvenil A, ¿está satisfecho con su temporada?

Creo que se demostró que fuimos capaces de ponérselo difícil a la UD Las Palmas después de muchos años. Y en la Copa de Campeones pasamos a semifinales y nos medimos con el campeón de España. ¡Y mira cómo nos eliminaron! Estamos muy ilusionados con ese grupo de futbolistas. Creo que el análisis es más profundo que los resultados. Por ejemplo, no hay tantos equipos que tengan muchos futbolistas de su lugar. Nosotros lo hemos hecho, en su mayoría, con jugadores de la Isla. Hay que felicitar a futbolistas y cuerpo técnico.

¿Se ha consolidado Cristo Marrero como entrenador de la base y de futuro?

Cristo se muestra cada día más sólido como entrenador. Lo importante es mejorar cada día. A estos técnicos les puede llegar la oportunidad en el futuro. El fútbol profesional no te permite nada que no sea ganar. Descubrir lo que ha significado en nuestro club no deja de ser algo a tener muy en cuenta. Eso le aporta llegada. Pero cuando empiezan los entrenamientos y partidos, esa cuestión se aparca a un lado. Y él va más allá de su nombre. Es un entrenador moderno y que quiere seguir aprendiendo, avanzando y creciendo.

Pero los críticos no dejan de tener razón en que el título casi es propiedad perenne de Las Palmas.

La crítica la aceptamos como profesionales que somos. A partir de ahí, nos centramos en el trabajo. El tiempo dirá si fue bueno, regular o lo que sea. No podemos trabajar pendientes de lo que digan los demás. Hay que mirar los datos con rigor. En 2009, el Tenerife B estaba en Segunda B, el C en Preferente con opciones de ascender y el primer equipo en Primera. ¿Las Palmas estaba lejos de nosotros entonces? Esto es fútbol. No podemos quedarnos solo con eso.

 

SESÉ RIVERO DIRECTOR TÉCNICO DE FILIALES DEL CLUB DEPORTIVO TENERIFE