Santa Cruz de Tenerife

Los precios suman tres meses de registros negativos por primera vez en doce años

El indicador armonizado (IPCA) de mayo, publicado ayer por el Instituto Nacional de Estadística, está seis décimas por debajo del de abril, un dato que sitúa la inflación nacional en el -0,8%. Ahora bien, este porcentaje no será firme hasta que el 10 de junio se publique el Índice de Precios de Consumo general.
EL DÍA, S/C de Tenerife
29/may/09 7:39 AM
Edición impresa

La tasa española de inflación armonizada (IPCA) -medida de igual forma en todos los países de la eurozona- marcó en mayo, respecto a hace un año, un -0,8%, seis décimas menos que el mes pasado. Se trata del tercer registro interanual negativo, además consecutivo, de la historia de este indicador, que se elabora desde 1997.

En caso de que coincida con la inflación general (IPC), también supondría la tercera caída de los precios, pero en este caso en 47 años, desde 1962, primer ejercicio del que se tienen datos homologables, informó ayer el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Hasta que se conozcan los datos definitivos, el 10 de junio, es de prever que la caída de la tasa de la inflación se deba, como viene sucediendo en los últimos meses, principalmente al continuo abaratamiento del petróleo.

En mayo de 2008 el precio del barril de Brent, referencia europea, se situaba en 124,68 dólares, más del doble de los 57,87 dólares de este mes, de ahí el fuerte efecto que tiene sobre la tasa interanual.

No obstante, a pesar del bajón interanual registrado por los precios en mayo, en abril y marzo ya subieron respecto al mes anterior, lo que aleja la posibilidad de que en España se produzca deflación, según los cálculos tanto de los expertos macroeconómicos como del Gobierno.

Cabe recordar que en agosto del año pasado los precios, medidos en su tasa interanual, comenzaron a moderarse hasta llegar a registros negativos por primera vez en marzo. Además, la tasa avanzada ayer por el INE es 5,5 puntos inferior a la de mayo de 2008, cuando los precios crecieron un 4,7%.

Desde septiembre de 2007, el continuo encarecimiento de las materias primas y del crudo, que elevó el precio del barril de Brent hasta los 147 dólares en julio del año pasado, hicieron que las tasas de inflación se situaran en máximos históricos, hasta alcanzar el 5,3% ese mes.

Aunque calculan una subida mensual de los precios de consumo del 0,1% en este mes que acaba, los analistas consultados ayer por Efe advierten de que la inflación seguirá registrando caídas interanuales de hasta el 1,3 ó el 1,5% entre julio y agosto.

Será ya en otoño, al finalizar el citado efecto de los precios de la energía, cuando la tasa de inflación volverá a registros positivos.