Santa Cruz de Tenerife

El gasto del turismo extranjero cae el 10% hasta abril en las Islas

A pesar del descenso acumulado en los cuatro primeros meses del año, motivado sobre todo por el mal comportamiento del mercado británico, Canarias se mantiene a la cabeza del país, acaparando la tercera parte de los ingresos.
EL DÍA, S/C de Tenerife
29/may/09 7:39 AM
Edición impresa

Los turistas extranjeros alojados en las Islas gastaron un 9,7% menos en los primeros cuatro meses del año con respecto al mismo periodo de 2008, según se desprende de la Encuesta de Gasto Turístico (Egatur), difundida ayer por el Instituto de Estudios Turísticos del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio.

A pesar de este descenso, afectado fundamentalmente por el retroceso del mercado británico, cuyos turistas dejaron en el transcurso del mes pasado un 8,3% menos que en el mismo mes del año anterior, Canarias se mantiene a la cabeza del país en este apartado, acumulando 3.365 millones de euros de los 12.057 que aportó el turismo foráneo entre enero y abril, lo que supone cerca de la tercera parte del total.

Sólo en abril, el Archipiélago ingresó 714 millones por los visitantes procedentes de otros países, ocupando en esta ocasión la segunda posición en ganancias, precedida por Cataluña, con 807 millones, aunque el recorte en las Islas a lo largo del mes fue del 8%.

En términos absolutos, el informe de Egatur constata que los turistas internacionales proporcionaron unos ingresos en el sector turístico español de 3.819 millones de euros, un 2% más que en el ejercicio precedente, un dato que, sin embargo, no debe concebirse como una recuperación, dado que las vacaciones de Semana Santa en 2008 coincidieron con el mes de marzo.

Del análisis del comportamiento de los visitantes al Archipiélago en abril se desprende que hubo un incremento del 18,7% en el cómputo total de ingresos, mientras que el gasto medio por turista llegó hasta los 1.038 euros, frente a la media estatal de 851, y muy por encima de otros destinos competidores como Madrid (989), Baleares (942) y Andalucía (920). Aún así esta cifra representó un ligero descenso del 0,6% respecto al mismo mes de 2008, que arrojó valores positivos en el global del país, donde creció un 6,2%.

No obstante, en el indicador del gasto diario se produce una situación inversa, al acumular una variación interanual del 3,7% en Canarias y una bajada del 6,9% en el total de España.

Así, la media diaria nacional fue de 88 euros y la de las Islas de 105, únicamente superada por Madrid (118 euros).

A su vez, en lo que va de año, el gasto medio por turista en el Archipiélago es de 1.112 euros y el diario de 101, tras beneficiarse de un incremento del 4,7% y el 14% respectivamente, lo que lo convierte en la comunidad autónoma que captó más dinero de los turistas internacionales.

En lo que respecta al volumen total de España, el gasto generado por los principales mercados emisores registró en el primer cuatrimestre una tendencia positiva gracias al repunte del turismo alemán, que aumentó el gasto durante su estancia en España en un 17,2%, propiciado también por el aumento en el número de llegadas y en la estancia media. También mostraron un alza en este capítulo los visitantes italianos (5,3%) y los procedentes de los países nórdicos (5,1%).

En el desglose del montante global acumulado, Reino Unido sigue representando el 21,5% del gasto turístico. A continuación figura Alemania (20,7%) y en tercer lugar Francia (10,7%).

En el reparto por nacionalidades, los originarios de los países nórdicos gastaron una media de 1.136 euros en su viaje a España, que se tradujo en unos 111 euros al día, pese a sufrir un descenso del 14,3%, los segundos que más aportaron fueron los alemanes, con 1.017 euros en el cómputo global de su estancia y 86 euros al día.

Por último, el 65% de la partida acumulada entre enero y abril corresponde al gasto en los establecimientos hoteleros. Además, apenas el 30,9% de los 12.000 millones que movió este sector se vinculó con los paquetes turísticos, confirmando así la tendencia a viajar contratando de manera individual el vuelo y el alojamiento.