Economía

De Guindos defiende que la banca española ya no es un problema

El ministro de Economía, Luis de Guindos, apunta que el sector no es una fuente de inseguridad por la reestructuración hecha.
Efe, Tokio
9/mar/14 0:38 AM
Edición impresa

Efe, Tokio

El ministro español de Economía, Luis de Guindos, recalcó ayer que la banca española "ya no es una fuente de inseguridad" y destacó la evolución positiva de la economía en una entrevista concedida al diario nipón Nikkei.

De Guindos valoró así la situación española al término del programa de asistencia financiera de la Unión Europea (UE) para el sector bancario, en declaraciones al citado periódico económico con motivo de la visita que hizo a Tokio el pasado 25 de febrero para reunirse con inversores del país nipón.

El ministro económico recordó en este sentido que, tras la crisis que se inició en el ejercicio 2008 y el estallido virulento de la burbuja inmobiliaria en España, "aumentaron la deuda pública y la mora de los bancos", y como consecuencia subió la rentabilidad de la deuda y España se vio obligada "a pedir ayuda sólo para el sector bancario".

El programa de ayuda europea (que daba la posibilidad al Estado de tener a su disposición hasta 100.000 millones de euros, de la que finalmente usó 41.300 millones) y la reestructuración del sector bancario "consiguieron establecer un sistema financiero más fuerte", añadió Luis de Guindos.

El ministro de Economía afirmó que España "no pedirá nuevos créditos" sino que "devolverá la cantidad prestada y los intereses", y también destacó que "el ambiente externo" influyó en la mejoría de la economía española en todos los sentidos.

Asimismo, dijo que el mercado laboral español "ha mejorado y está creciendo", y destacó el aumento de las exportaciones de automóviles y de productos agrícolas.

De Guindos admitió que "el problema del crédito" está dificultando la financiación de las pymes y frenando el crecimiento económico, aunque añadió que esta situación "está mejorando" gracias al consumo privado y a la inversión, según el diario nipón.