Economía
LO ÚLTIMO:
Los examinadores de tráfico desconvocan la huelga prevista para este mes de diciembre leer

Linde ve "margen" para fusiones bancarias y advierte del "riesgo" de las criptomonedas

Dice que los cambios en política monetaria deben ser de forma "lenta" y "predecible"
Madrid, Europa Press
5/mar/18 12:26 PM
eldia.es
FERNANDO ALVARADO (EFE)

El gobernador del Banco de España, Luis María Linde, ha afirmado este lunes que ve "cierto margen" para la consolidación bancaria sin que ello implique una menor prestación de servicios ni un problema de competencia, y ha vuelto a alertar de que las criptomonedas son "activos de enorme riesgo", aunque no suponen una amenaza para la estabilidad financiera.

Así lo ha señalado Linde durante su intervención en un foro organizado por el Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos, en el que ha considerado que hay "cierto margen" para la consolidación bancaria, a pesar de que esa opinión "no le gusta a todo el mundo".

Precisamente el presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, ha afirmado que la entidad "podría ser" un objetivo de compra para sus competidores domésticos, aunque se plantea el futuro como un banco independiente. "Somos una buena combinación para todo el mundo", señala el primer ejecutivo del banco en declaraciones al diario británico 'Financial Times', recogidas por Europa Press.

Linde ha opinado que sí existe margen para la consolidación bancaria sin que ello implique "ninguna menor prestación de servicios ni ningún problema de competencia", si bien ha marcado que se trata de "una opción que deben afrontar las entidades", mientras que los reguladores deben "estar enterados, comprender la situación y entenderla, pero la iniciativa es de las entidades no de los reguladores".

En cualquier caso, ha subrayado que la banca española está en una posición "bastante más sólida" que hace unos años, aunque "todo es mejorable" y debe seguir reforzando su capital y su potencia ante la posibilidad de una crisis. "Se ha mejorado pero hay que seguir insistiendo en esa vía", ha añadido.

CRIPTOMONEDAS Y DINERO EN METÁLICO

"No son monedas en ningún sentido, algo que de un día para otro puede subir o bajar un 30% no es una moneda", ha explicado Linde, quien ha insistido en el riesgo que conlleva el uso de estos activos, que "a veces sugiere que debe ser investigado y reconsiderado".

En todo caso, ha señalado que "cada uno es libre de poner su dinero donde quiera pero debe estar bien informado", y ha descartado que las criptomonedas supongan una "amenaza" para la estabilidad financiera, si bien ha reiterado la importancia de que los consumidores e inversores en criptomonedas "sepan lo que hace y a lo que se arriesgan".

Preguntado sobre la posible desaparición del dinero físico, Linde ha reconocido que hay una "tendencia" en el mundo proclive a usar menos billetes y monedas en metálico y más instrumentos de pago distintos que no exigen el uso de billetes, pero ha recordado que "no es nada nuevo" y ya empezó con tarjetas de crédito.

A pesar de que algunos países consideran que hay que ir por esa vía y otros "todo lo contrario", Linde ha asegurado que en el Banco Central Europeo (BCE) "en modo alguno" favorece ni es partidario de la desaparición del dinero en efectivo.

"El efectivo no va a desaparecer, no hay ningún plazo previsible, puede ser que se use menos en unas situaciones y quizá más en otras, pero no hay ninguna perspectiva de desaparición y el BCE no está en esa línea en absoluto", ha explicado.

CAMBIOS EN POLÍTICA MONETARIA: LENTOS Y PREDECIBLES

En su intervención inicial, Linde se refirió al papel de los bancos centrales, sobre el que apuntó que en la actualidad hay una situación "muy distinta y novedosa" respecto a hace unos años, tras "profundos cambios en los objetivos, instrumentos y políticas aplicadas", lo que ha dado lugar a políticas "más complejas".

En este sentido, Linde ha señalado que el contexto actual de salida de la crisis da un mayor "interés" al papel que desempeñan los bancos centrales respecto a asuntos como el mantenimiento de las políticas o la intensidad de las mismas.

En cuanto a los cambios en la política monetaria de los bancos, ha opinado que se deben llevar a cabo de manera "lenta" y "predecible", y analizando el impacto de las decisiones en el crecimiento económico, la inflación y la estabilidad financiera.

A su juicio, los cambios se deben acometer "despacio" y de manera "predecible" para evitar reacciones adversas en los mercados, y considera que en los últimos años se ha aprendido que "siempre existe el riesgo de otra crisis", pero ahora se está "mejor preparados para afrontarla", gracias a una supervisión "más estricta" y nuevos requisitos de capital.

El gobernador del Banco de España se ha referido también a la irrupción de las nuevas tecnologías, que suponen un "desafío" par los nuevos modelos productivos pero suponen un "margen importante" para mejorar la eficiencia. De hecho, ha resaltado que el sector financiero se está adaptando a esa "nueva realidad", en un contexto de nuevas empresas tecnológicas, que a su parecer deben ganarse la confianza de los consumidores e inversores.

En su opinión, los reguladores tienen que alcanzar el "equilibrio" entre la regulación y la eficiencia y tener un marco regulatorio "sólido" que suponga la misma regulación para los mismos tipos de servicios financieros. "Podría ser útil poner regulación en los servicios en lugar de a las instituciones que prestan esos servicios", ha sugerido Linde sobre 'fintech'.