Economía

BCP será el primer banco europeo en expedir tarjetas UnionPay, según un diario hongkonés

Pekín, EFECOM
5/dic/18 7:35 AM
eldia.es
ACEA

El banco portugués BCP, una de las mayores instituciones financieras del país, se convertirá en el primer europeo en expedir tarjetas de débito y crédito de la china UnionPay, equivalente en el país asiático a Visa o Mastercard, adelanta hoy el diario hongkonés South China Morning Post.

Aunque UnionPay no ha confirmado estas informaciones de manera oficial, el diario cita a fuentes conocedoras del acuerdo, que se firmaría en el marco de la visita de Estado que el presidente chino, Xi Jinping, lleva a cabo entre ayer y hoy en Portugal.

El 27 % del accionariado del BCP está controlado por el conglomerado chino Fosun.

Los analistas esperan que este trato sea "muy significativo" para los planes de expansión internacional de UnionPay, empresa que ha expedido un total de 90 millones de tarjetas bancarias en el extranjero -20 millones de ellas en 2017-, liderando el sector en países como Laos, Mongolia o Myanmar.

Asimismo, la iniciativa es vista como parte del cambio de objetivo de las empresas chinas, que ven a Europa ahora como un mejor socio para el crecimiento debido a la guerra comercial con Estados Unidos, que podría reanudarse si ambas partes no firman un acuerdo definitivo después de que Xi y su homólogo estadounidense, Donald Trump, acordasen el pasado sábado una tregua de 90 días.

UnionPay es la compañía de medios de pago con mayor número de tarjetas en circulación del mundo -7.000 millones- y es aceptada en 23 millones de comercios de 168 países.

Según el South China Morning Post, representantes de otras destacadas compañías chinas como la fabricante de dispositivos móviles Huawei o la eléctrica estatal State Grid -propietaria del 25 % de la suministradora nacional portuguesa- estarán también presentes en la ceremonia de firma de acuerdos.

Uno de los objetivos de la visita de Xi es seducir a Portugal para que entre a formar parte de la multimillonaria iniciativa china de infraestructuras de las Nuevas Rutas de la Seda, algo que no pudo conseguir en España, país que visitó antes de llegar a tierras lusas.